Margarito y sus guantes frenaron la trayectoria de Miguel Cotto

87

Tras la reciente retirada de los cuadriláteros del púgil puertorriqueño Miguel Cotto, muchos aficionados y expertos analizan la gran trayectoria del gran púgil boricua, recordando sobre manera la pelea en la que perdió su invicto frente al mexicano Antonio Margarito.

No fue una derrota normal, fue una de esas peleas que dejan huella en la trayectoria de un boxeador, el mexicano infringió un severo castigo a Cotto, con innumerables golpes de poder al cuerpo y al rostro, en lo que ha sido la derrota más dura de su carrera, por encima de la que sufrió frente a Manny Pacquiao.

Hay boxeadores que nunca vuelven a ser los mismos después de una pelea tan dura, todo el mundo recuerda la pelea entre Julio César Chávez y Meldrick Taylor, después de ello Taylor ya no fue el mismo.

Recordamos que Antonio Margarito después de la pelea con Cotto, peleó con Shane Mosley y antes de la pelea fue cuando un miembro del equipo de Mosley, le detectó en el vendaje una especia de gelatina que impregnaba las vendas durante el vendaje, tras la pelea se demostró que esa gelatina o sustancia similar al “Yeso”, se endurecía con el paso del tiempo.

El periódico “Los Angeles Times”confirma el yeso en los guantes de Margarito

Margarito sin sus famosos “Guantes” acabó noqueado por Mosley y perdió ese poder que demolía a golpes a sus rivales.

Cotto y Margarito

Cotto vs Margarito

Antes de la pelea con Mosley, el mexicano estaba en el mejor momento de su carrera, tras noquear Kermit Cintron y a Miguel Cotto. Margarito fue considerado por muchos como el mejor boxeador del 2008. Por ese motivo no se entiende que utilice esos vendajes ilegales frente a Mosley, cuando estaba en su mejor época, a no ser que lo llevase utilizando con anterioridad, como se supone.

Pacquiao y Freddy Roach afirman que Margarito sabía lo del vendaje

Cotto, ha peleado con lo mejor de los últimos años y según él, podría asegurar al 100% que Margarito peleó con los guantes ilegales aquella noche, sabe que aquella noche recibió los golpes más duros de toda su carrera. Nada que ver con la pegada que Margarito tenía en 2011, en lo que fue la pelea revancha, en donde Cotto vengó aquella sospechosa derrota y consiguió según el propio púgil, la victoria más satisfactoria de su carrera.

No sé puede asegurar que esa pelea con Margarito mermó a Cotto por el resto de su carrera, pero lo que si se puede decir, es que esa primera derrota y la forma en la que fue, daño físicamente y mentalmente la carrera de Cotto. Cuando un boxeador pierde su invicto, suele ser la derrota más difícil de asimilar y en este caso estando el asunto de los guantes de por medio, mucho más.

Compartir.

Dejar una Respuesta