David Benavidez, un campeón que hizo historia

33

De visita en la Ciudad de México, el campeón mundial WBC en la división supermedio, David Benavidez platicó en forma sumamente emotiva de lo que representa ser dueño del cinturón más prestigioso, el verde y oro.

El pasado fin de semana, David Benavidez ganó con claridad a Ronald Gavril.

Acompañado de su padre José Benavídez y su promotor Sampson Lewkowicz, el monarca expresó su agradecimiento a todos quienes de una forma u otra han participado en la conquista de este gran sueño.

Sampson Lewkowicz, uno de los promotores más reconocidos, comentó que David ha sido una de esas casualidades más bellas y a la vez más amargas, pues David llegó a su vida convirtiéndose en verdugo de su entonces futura promesa del boxeo y es que durante un entrenamiento de guanteo, David terminó con su oponente.

Mauricio Sulaimán y Sampson Lewkowicz (WBC)

Dispuesto a conocer a David, Sampson se acercó a su familia específicamente a su padre y tras llegar a un acuerdo comenzaron a trabajar.

“Cuando vi a David pensé lo mismo que cuando descubrí a Mannny Pacquiao y a Sergio Martínez, tenía un diamante en mis manos, cuatro años de espera valieron la pena. Este muchacho será un ídolo, pues tiene el poder en sus puños y la humildad en el corazón” -comentó-

Para finalizar, el uruguayo fue enfático al decir que todo el crédito es del señor José pues día y noche trabaja con su hijo puliendo y afinando sus habilidades.

De una posible pelea contra Gilberto “zurdo” Ramírez, Sampson fue tajante al decir que no le interesa una pelea unificatiria pues el único cinturón que les interesa es el verde y oro.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando David entregó un reconocimiento por parte del WBC a su padre, quien conmovido hasta las lágrimas recordó lo humilde de su origen pero también la promesa que hizo de salir adelante.

Compartir.

Dejar una Respuesta