Ruta riesgosa para la Legión Cubana en las próximas semanas

79

@bernardopilatti. ESPN

Tras las derrotas de Guillermo Rigondeaux en diciembre y Yunier Dorticós el pasado sábado, la necesidad de alcanzar victorias en sus venideros compromisos, aumentó la presión sobre la Legión Cubana del boxeo profesional. Luis Ortiz, Sullivan Barrera, Erislandy Lara, Rances Barthelemy o Yordenis Ugás, son ahora los que cargan la pesada mochila de regresar el ánimo a una fanaticada duramente golpeada en su entusiasmo durante los pasados dos meses.

La derrota que sufrió Rigondeaux frente a Vasyl Lomachenko el pasado 9 de diciembre, cuando se negó a salir a pelear para el séptimo episodio, dejó una herida enorme en la estima de una afición que vive con intensidad diferente el éxito o el fracaso de sus compatriotas. El sábado en Sochi, Rusia, Yunier Dorticós afrontaba una pelea crucial para cambiar ese ánimo. Y por más que tuvo un gran desempeño, su derrota fue dramática (TKO en el último asalto), perdió el invicto, perdió el título crucero AMB y también el boleto a la final del Mundial de Cruceros (WBSS). Todo ello colaboró para aumentar el desaliento.

Ahora, lo que sigue es un camino peligroso, repleto desafíos y en todos los casos, los cubanos afrontan rivales complicados en peleas de resultado incierto o donde claramente es discutible su posible favoritismo. Empezando por el que más expectativas despierta, Sullivan Barrera.

UNA BARRERA RUSA PARA BARRERA

El 3 de marzo en el Madison Square Garden de Nueva York, Sullivan Barrera enfrentará al campeón mundial semipesado de la AMB, el ruso Dmitry Bivol. Un rival al cual optó luego de descartar una pelea contra Sergey Kovalev, antes de que el mismo se consagrara como monarca OMB tras vencer a Vyacheslav Shabransky.

Sullivan Barrera

Con 35 años y necesitado de lograr cosas en este deporte de manera rápida, especialmente buenas bolsas, sonó extraño que no realizara una pelea de tan alto perfil ante un Kovalev que estaba regresando luego de sus dramáticas derrotas contra Ward.

Muchas cosas se dijeron para justificar que no se realizara ese combate, por partde de la promotora Kathy Duva y el propio Barrera, que no aceptó en su momento ir contra Kovalev porque no había título en juego. Las cosas cambiaron, sin embargo, cuando Andre Ward abandonó el boxeo y quedaron todos sus cinturones vacantes.

Es posible que su decisión haya sido la correcta, pero es imposible en todo esto desconfiar de muchas cosas. En primer lugar, Kathy Duva a través de Main Events, promueve las carreras de Kovalev, la de Barrera y a su vez ha reconocido que trabaja en una asociación comercial con el promotor de Bivol. ¿Evitar enfrentar a Kovalev-Barrera fue quizás parte de alguna estrategia comercial? Es posible. Sergey estuvo a punto de abandonar el boxeo, pasó hasta por una cura espiritual para recuperar el ánimo y obviamente no era lo mismo enfrentar a Shabransky que ir contra el cubano.

Ahora, Kovalev va contra otro rival que parece accesible, el también ruso Igor Mikhalkin, mientras que Barrera se las verá con un oponente duro, temible, más joven y que parece encaminado a grandes cosas. En la conferencia posterior a la última salida al ring de Kovalev y Barrera, al ser preguntada sobre una posible unificación entre Bivol y Kovalev, ella respondió: “Bivol no es suficientemente conocido en USA, pero él necesita ser conocido primero por los fanáticos”. También dijo que a Barrera se le ofrecieron los dos rivales (Kovalev y Bivol). La elección fue por el monarca AMB.

En una palabra, Kovalev la tiene fácil y Barrera la tiene difícil. Algo que necesariamente hay que explicarlo.

ANGEL CASTILLO: “SULLIVAN TIENE QUE EMPLEARSE A FONDO”

El entrenador dominicano Ángel Castillo, que dirigía la esquina del ex campeón mundial semipesado, Félix Valera cuando perdió su título frente a Bivol, se refirió al desempeño del ruso a quién le elogió sus condiciones.

“Es inteligente, muy fuerte, tiene una guardia alta muy efectiva y le gusta trabajar en el contrataque”, dijo. “Su mayor debilidad, parece ser la zona media, donde siente los golpes en esa parte del cuerpo”.

Según Castillo, Barrera deberá poder presión todo el tiempo y cada vez que pueda castigarlo en la zona media. “Sullivan es un buen boxeador y entiendo que puede ganarle a Bivol, pero deberá emplearse a bien a fondo”.

Castillo nos recordó que cuando enfrentó a Valera, aún Bivol había llegado al límite de la distancia en sus peleas. Esa vez, sintió el desgaste y le afectó el cansancio sobre el sobre el final del combate. Otro aspecto importante de los marcados por el entrenador dominicano fue el poder en la mano del ruso.

“Bivol tiene más poder que Valera en la mano y Barrera debe cuidarse de ese poder, si le cae encima una mano como la de Valera (que lo mandó a la lona en el primer asalto) puede verse muy mal y hasta ser noqueado”, alertó.

ORTIZ Y LARA EN PELEAS COMPLICADAS

El mismo 3 de marzo y también en Nueva York (Barclays Center), Luis Ortiz enfrentará al invicto noqueador estadounidense, campeón pesado CMB, Deontay Wilder. No hay duda alguna que el campeón es el gran favorito y necesariamente Ortiz tiene por delante un desafío mayor.

Erislandy Lara

Lo mismo sucede con Erislandy Lara, súper campeón AMB mediano Jr., que el 7 de abril enfrenta al estadounidense Jarret Hurd monarca FIB. Un muy duro oponente y ante el cual el cubano deberá tomar otros riesgos en su estilo, ya que Hurd además de superarlo en altura y alcance, demostró tener herramientas efectivas para contrarrestar estilos elusivos similares a los de Lara.

Quizás, Rancés Barthelemy y Yordenis Ugás, el primero va por el vacante cetro súper ligero AMB y el segundo en una eliminatoria que lo ponga el línea para disputar el cinturón welter de la FIB, tienen posibilidades algo mayores que el resto para solventar sus desafíos.

En el caso de Barthelemy, deberá enfrentar nuevamente al ruso Kiryl Relikh, al cual ya venció en una pelea muy cerrada y con un resultado tan controversial, que obligó a que la Asociación Mundial de Boxeo ordenara que el combate se realizara nuevamente.

El cubano es claro favorito para ganar esta batalla, máximo ahora que conoce mejor a su oponente y pude realizar los ajustes correspondientes. No obstante, ser favorito no significa que su victoria esté garantizada de antemano. Se espera nuevamente una pelea muy competitiva y complicada.

También será complicado el desafío que tiene el ex campeón mundial amateur y medalla olímpica en Beiging 2008, Yordenis Ugás, que el próximo 17 de febrero enfrenta al estadounidense Ray Robinson en una eliminatoria de la FIB para el peso welter.

Midiendo las características de los dos rivales, ese combate en lo previo es muy parejo. No obstante, Ugás es un púgil con desempeño en ascenso, con una esquina de calidad (Ismael Salas) y es un púgil que parece dispuesto a dejar todo en una pelea que es su gran y quizás única oportunidad. Esos factores generan esperanza en su victoria, ante un rival que también luce complicado.

Lo cierto es que en las próximas semanas, la Legión Cubana afronta duros compromisos y de esos resultados dependerá el futuro emocional de una fanaticada que vive intensamente el desempeño de sus principales pugilistas. O recuperan la sonrisa o se hace más profunda la decepción.

Compartir.

Dejar una Respuesta