Ulrich superó a Pitto y se coronó en Bs. As.

10
El ex campeón latino plata e invicto santafesino José “El Tigre de María Juana” Ulrich se impuso sobre el monarca latino plata crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el porteño Patricio “Grande” Pitto, por puntos, en fallo dividido, tras diez asaltos, y así conquistó el título argentino crucero, que se encontraba vacante, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en el estadio de la Federación Argentina de Box (FAB), en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.
 
En un choque que comenzó pausado y terminó explosivo, Ulrich, ex campeón latino plata crucero CMB y actual Nº 5 del ranking argentino crucero, aprovechó la pasividad de un Pitto, Nº 2 del escalafón argentino crucero, que se acordó tarde de buscar la pelea. Tomando siempre la iniciativa, el santafesino trabajó con marcaba comodidad en la primera mitad del combate con su movilidad y sus constantes cruzados al rostro de un porteño llamativamente estático, que prácticamente no lanzaba. Con el correr de los capítulos, la ventaja se fue extendiendo. Incluso en el cuarto “El Tigre de María Juana” lo puso contra las cuerdas y conectó sus izquierdas y derechas cruzadas a la mandíbula, con que lo envió al suelo. Recién a partir del sexto el local pareció reaccionar. Siempre con lentitud, “Grande” intentaba acortar el ring para hacer uso de su mayor potencia buscando con sus ganchos a las costillas y sus cruzados a las mejillas. El duelo estaba claro: el santafesino apostaba a su iniciativa, movilidad y combinación de golpes, mientras el porteño buscaba una mano salvadora para conmoverlo. A pesar de ir acortando las distancias, el dueño de casa seguía cayendo en algunas mermas en su accionar. Ya en el noveno, Ulrich recibió el descuento de un punto por avanzar con su cabeza peligrosamente baja en forma reiterada por parte del árbitro Gustavo Tomás. Y si bien sobre el final Pitto intentó arrollarlo, no fue suficiente para enviarlo al suelo ni revertir el resultado de un pleito del que terminó acordándose tarde.
 
Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Héctor Miguel 96-91, Carlos Azzinnaro 95½-94, ambas a favor de Ultich, mientras que Manuel Véliz falló 97-94 para Pitto.
 
Luego de que en el inicio Ulrich, más activo, presionara con su largo cross diestro a la mandíbula, Pitto respondió con su gancho derecho a las costillas. Con el porteño aún algo estático, en el segundo el santafesino mantuvo la distancia con sus rectos y cruzados por adentro al mentón. Mientas su rival no trabajaba, en el tercero “El Tigre de María Juana” repitió sus derechas cruzadas a la mejilla de un “Grande” que se recostaba sobre las cuerdas lanzando esporádicos contragolpes. Con la misma tónica en el cuarto, Ulrich volvió a ponerlo tres veces contra las sogas donde combinó al cuerpo y mandíbula, hasta que con un potente cross diestro lo envió al suelo. Cuando el santafesino extendía las diferencias en el quinto, Pitto aún sin arrancar esbozó un atisbo de reacción con sus ganchos a los flancos y su derecha cruzada a la mandíbula, que llegaron con plenitud.
 
En el sexto el nacido en María Juana hace 24 años mantuvo sus constantes desplazamientos impactando su cross diestro hasta que finalmente el porteño lo encontró con sus profundos ganchos a las costillas y dos potentes cruzados al mentón, que lo hicieron retroceder. Con ambos intercambiando con dureza en el séptimo, las estrategias estaban claras: Ulrich apostaba a su mayor actividad mientras Pitto buscaba conmoverlo con un envío con su mayor fortaleza. Con un resonante cross diestro sobre el pómulo, “Grande” lo recibió en el octavo. Y tras mermar algo su accionar, impactó una derecha boleada a la sien que lo hizo retroceder. Las lagunas reaparecían en el nacido en el porteño de 33 años en el noveno. Solo cuando se decidía, lastimaba al cuerpo con sus ganchos. Y de tanto ir con su cabeza peligrosamente baja, Ulrich recibió el descuento de un punto por parte de Tomás. Buscando revertir el trámite, Pitto presionó en el décimo intentando cortarle el ring, para así combinar sus ganchos a las costillas y sus potentes derechas cruzadas al mentón de un santafesino que le sentía la mano y se desplazaba lateralmente. Y si bien buscó arrollarlo, no contó con la precisión necesaria para conmoverlo ni mucho menos dar vuelta el resultado.
 
De esta forma, Ulrich, que pesó 89,500 kg., quien tras superar a cada oponente entre los que se destacan los bonaerenses Hugo Casanovas, Jonathan Spesny, Bruno Hong y Cristian Suárez, el 16 de diciembre de 2015 doblegó al catamarqueño Miguel Bulacios en fallo unánime y se alzó con el cetro latino plata crucero CMB, que retuvo el 8 de abril último al deshacerse del brasileño Claudio Morroni Porto en el primero, pero que luego se pondría en disputa por falta de exposiciones, conquista su segundo cinturón. Así, aumenta su marca a 13 victorias (5 KOs) y 1 sin decisión. En tanto Pitto, que registró 87 kg., quien luego de dejar en el camino a sus primeros cuatro rivales, ceder su invicto a manos del bonaerense Jonathan Spesny en las tarjetas, pero desquitarse de su verdugo, y caer ante el santiagueño Daniel Sanabria en fallo mayoritario, llevaba un invicto de diez presentaciones venciendo entre otros al tucumano Marcos Juárez, los bonaerenses Marcos Barroca, Pablo Curbelo, hasta que el 16 de mayo de 2015 igualó con el bonaerense Cristian Medina por el cinturón latino CMB, para luego el 18 de julio siguiente superar al mercedino Walter Sequeira en fallo dividido en Pcia. Roque Sáenz Peña, Chaco, y tras el 4 de diciembre de ese año volver a empatar con Medina por la misma faja y nuevamente en Los Polvorines, Buenos Aires, y noquear al bonaerense Cristian Suárez, llegaba del pasado 9 de julio fulminar al puntano Marcos Aumada por nocaut en el primer asalto y conquistar el cetro latino plata crucero CMB en Quilmes, Buenos Aires, desmejora a 11 triunfos (8 KOs), 2 derrotas y 3 empates.
 
En un interesante combate de semifondo, desarrollado en categoría welter, el entrerriano Daniel “Cainchi” Aquino (66,300 kg. y 15-2, 11 KOs) doblegó al ex campeón latino correntino Ramón “El Correntino” Sena (65,400 kg. y 22-18-2, 13 KOs), por puntos, en fallo unánime, tras seis asaltos. Las tarjetas de los jueces fueron: Manuel Véliz 59-57½, Carlos Azzinnaro 59-56½, y Oscar Romio 60-54.
 
Tras un inicio equilibrado, Aquino comenzó a hacer uso de su mayor alcance penetrando la guardia con su jab zurdo seguido de cross diestro al mentón. Agazapado, Sena, ex campeón latino welter interino CMB, actual Nº 7 del ranking argentino welter, contragolpeaba con su boleado a la sien y ganchos a las costillas. Más allá de algunas réplicas desde afuera del correntino, el entrerriano manejaba levemente el ritmo con sus rectos y cruzados por adentro a la mandíbula, aunque recibiendo contras arriba. En el quinto, “El Correntino” filtró su boleado diestro y zurdo plenos a la sien, pero el paranaense aprovechó respondió con dos upperctus y un cross pleno al mentón. Al iniciar el sexto, “Cainchi” mostró mayor decisión para salir y presionó con sus izquierdas cruzadas a las mejillas, pero sobre el final el nacido en Mercedes replicó con dos claros boleados al pómulo y sien, pero no le alcanzó para revertir el intenso duelo.
 
En un atractivo combate complementario, llevado a cabo en categoría mediano, el campeón sudamericano superwelter interino, el ex monarca latino dominicano Henrri “La Esencia” Polanco(71,500 kg. y 10-2, 4 KOs), martilló al bonaerense Luis “Pupi” Moreno (70,600 kg. y 19-15-5, 11 KOs), por puntos, en fallo unánime, tras seis rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Carlos Azzinnaro 60-52½, Héctor Miguel 60-53, y Oscar Romio 60-52.
 
Agresivo desde la primera campana, Polanco, ex campeón latino superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y actual Nº 10 del ranking argentino superwelter, salió a presionar con sus izquierdas y derechas cruzadas a la mandíbula y sus profundos ganchos a las costillas. Con velocidad, anticipaba cada cruce lanzando siempre a fondo al cuerpo y rostro. Tan es así que en el cuarto descargó un potente cross diestro a la mandíbula, que lo hizo trastabillar. En el quinto el dominicano combinó sus cruzados de ambos puños y su gancho zurdo a la zona hepática, que acusaron marcado recibo en un bonaerense que apenas aguantaba la vertical. Y en el sexto, con dos upperctus diestros, un cross zurdo y otro derecho a la mandíbula cerca estuvo de enviarlo al suelo, para consolidar su amplio triunfo.
 
Finalmente, en división ligero, el bonaerense Brian “Guerrero” Laguna (59,900 kg. y 1-1) venció al porteño Nelson “Pollo” Ayala (58,800 kg. y 1-1-2, 1 KO), por puntos, en decisión dividida, tras cuatro capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Manuel Véliz 39-37, y Héctor Miguel 40-37, ambas a favor de Laguna, mientras que Oscar Romio falló 39½-37½ para Ayala.
Compartir.

10 comentarios

  1. La Verruga Errante el

    Pitto????
    Será familia de Pito Pito Colorito de la acera verdadera???

  2. DON LAMA LAMITA

    SI VERDAD

    NI EN LOS ESCRITOS DE GGG Y CHOKO OCUPAN TANTA TINTA

    JEJEJEJEJE

    CON 3 RENGLONES TENIA HOMBRE

    PERO BUENO EL SR. SUMELINOV TIENE QUE LLEVAR EL GASTO A LA CASA.

    SE APASIONA.

  3. Ni las peleas de rancho que arma promociones del pueblo tienen tan bajo nivel como estas carteleras de Argentina.

  4. Prolijos los apuntes, sería bueno para una pelea de may, leyendo nos dormiríamos

  5. Después de mirar las diferentes peleas que se desarrollaron este fín de semana en Argentina, llego a la conclusión de que, los boxeadores Argentinos, cada dia están mas lejos del primer nivel internacional. Realmente dan lastima y eso, a mi juicio, obedece a la falta de sparring competentes y al nivel de preparadores . El fogueo se consigue haciendo guantes con gente rankeada internacionalmente y acá practican con paquetes. Claro, después…. cuando salen de Argentina y pretenden ingresar en las grandes ligas les pasa lo mismo que a la Cobrita Rueda

Dejar una Respuesta