Bradley propina paliza a Ríos

198

Una formidable estrategia planificada con su nueva esquina (Teddy Atlas) y una formidable preparación física fueron factores claves para que Timothy Bradley retuviera su título welter al obtener en Las Vegas una más que convincente victoria frente a Brandon Ríos a quien después de dominar completamente durante todo el combate, noqueó de manera técnica en el noveno asalto.

De nuevo se puso de manifiesto el error estratégico de subir tanto de peso en la hidratación. Ríos subió al ring contra Bradley nada más y nada menos que con ¡23 libras de más!, algo inconcebible para un hombre tan lento que  enfrentaría, por el contrario, a uno de los más rápidos.

Todo esto, unido a las limitaciones boxísticas de Brandon, dio lugar a que este sufriera hoy la derrota más aplastante de toda su carrera; una verdadera paliza recibida frente a un Bradley muy rápido, inteligente y que hizo gala de un boxeo magistral.

Pese a que Bradley no se caracteriza por ser noqueador, logró asestar un golpe demoledor al hígado de Ríos que lo hincó de rodillas y si bien logró ponerse de pie, solo lo hizo para volver a caer y que se decretara en TKO.

Otra vez se pudo comprobar las notorias deficiencias de la dirección por parte del entrenador Robert García quien no fue capaz de trazar un correcto plan de pelea con su boxeador y por el contrario, permitió que Ríos, un hombre tan lento, repito, subiera tanto de peso para el combate, acaso buscando más poder en una pegada que no llegó a hacer diana ante un hombre mucho más hábil y rápido.

Lo que se apreció hoy en Las Vegas fue el nacimiento de una prometedora dupla (Bradley-Atlas), a un Brandon Ríos verdaderamente acabado e impotente y a una esquina (Garcia) demasiado incapaz de resolver situaciones difíciles. 

Por Manuel Menéndez    

Compartir.

Dejar una Respuesta