Ibrahim López: ´Del boxeo no se come´

34

Nos hacemos eco de una entrevista realizada a Ibrahim López en diario La Opinión de Tenerife, el tinerfeño es considerado una de las mayores promesas del boxeo español y en sus declaraciones recoge claramente la situación del boxeo español.

Por Jorge Castañeda – La Opinión de Tenerife

Ibrahim lopez

El boxeador tinerfeño Ibrahim López ha llegado a un punto en su carrera deportiva en el que ha visto estancada su progresión. Ante la imposibilidad de disputar combates y títulos relevantes, el candelariero ha optado por buscar vías alternativas de escape para darle lo mejor a su familia y a su hijo. Por ello, Ibrahim ha decidido emprender el duro camino de encontrar un trabajo y, a su vez, plantearse seriamente la opción de abandonar el boxeo profesional definitivamente.

El púgil isleño, que asegura tener cuerda para rato, desearía poder cumplir varios sueños antes de verse obligado a abandonar. Por ejemplo, pelear en su Candelaria natal, disputar un título europeo y, por supuesto, subirse a un cuadrilátero en Estados Unidos. Pero todo parece un espejismo en este momento debido a la delicada situación que atraviesa el pugilismo nacional. Y es que no pelear se traduce en no sumar ingresos, algo que mantiene en vilo a López últimamente. En medio de esta encrucijada, sólo la ilusión por un deporte que le apasiona y que le ha visto crecer a marchas forzadas hace que el Pegasus saque fuerzas para luchar por sus ambiciosas metas.

–¿Cómo se encuentra anímicamente Ibrahim López a día de hoy?

–Anímicamente me encuentro bien, aunque algo confuso por la situación que está viviendo el boxeo profesional en este país.

–¿Cuál es su situación deportiva actual?

–Incierta. Después del verano siempre hay un momento de bonanza, pero en este caso se ha alargado más de la cuenta. La crisis se nota en todos los ámbitos profesionales, y éste no es diferente.

–Ha pasado ya casi un año desde que se coronó como campeón estatal€

–Sí, fue una noche muy especial para nosotros en la que todo salió a pedir de boca. Recuerdo con detalle muchas de las cosas que pasaron ese día. Simplemente, fue maravilloso. Tenerife vivió una mágica noche de boxeo que será recordada por mucho tiempo.

–¿Qué cree que está fallando para que no consiga disputar nuevos títulos?

–Pues no lo sé. Hemos estado a punto de hacer varios títulos, pero por una cosa u otra no han salido. El simple hecho de ir a una subasta para la adjudicación de un título supone mucho dinero, y me parece que ahí ha estado la clave. Hay muy pocas ayudas y gente que apueste por el boxeo. Creo que en lo referente a nosotros, tenemos capacidad de sobra para seguir creciendo y poder conquistar más títulos.

–¿Se plantea en estos momentos abandonar y colgar los guantes definitivamente?

–Llegado a este punto del camino, es una opción, no se lo voy a negar. Tengo una familia, un hijo al que me gustaría darle lo mejor y, viendo las pocas salidas que presenta en este momento el boxeo, reconozco que es una idea que ha pasado últimamente por mi cabeza. De ilusiones y sueños no se come, hay que ser consecuente con la situación e intentaré tomar la decisión adecuada cuando llegue el momento.

–Si no pelea, no consigue ingresos económicos. ¿Cómo está superando esta situación?

–Pues administrando muy bien las bolsas de cada combate, con las ayudas que te dan los patrocinadores y dando clases pero, sobre todo, con mucha imaginación y teniendo el modo ahorro activado a todas horas. Nadie dijo que fuera fácil en un principio, pero lo intentaremos hasta que podamos.

–¿Se ha planteado buscar un trabajo complementario?

–Sí, de hecho lo estamos buscando. En principio buscamos algo que podamos compatibilizar con nuestros entrenos. Pero si todo sigue igual de parado, habrá que buscar otras soluciones.

–¿Qué le dicen desde su promotora, Maravillabox?

–Que tenga paciencia, que están trabajando para que pueda seguir creciendo y disputando títulos. Me dicen que las cosas están difíciles pero que mantenga la calma, que todo saldrá.

–A pesar de todo, su empeño le ha permitido que continúe invito en el terreno profesional superando durante el último año trámites complicados€

–Sí, hemos tenido peleas muy difíciles este año que, sin duda alguna, nos van a ayudar a ser mejores el día de mañana. Cada combate para nosotros es una master class y como tal las afrontamos

–¿Y la revancha contra Mustafá? ¿Para cuándo? ¿Pondría su cinturón en juego frente a Amazig?

–A mí personalmente me encantaría, a mi equipo también. Supongo que será cuestión de tiempo que ese combate se haga.

–Su entorno y familia, ¿qué le dicen sobre su situación actual en el boxeo?

–Ellos me apoyarán haga lo que haga; tanto si seguimos, como si decidimos que hemos llegado a nuestro final. Ellos quieren que yo sea feliz, quieren lo mejor para mí.

–¿Qué meta le está haciendo seguir luchando en un mundo tan complejo como el pugilístico?

–¡La ilusión! Esa ilusión por hacer lo que te gusta y sentirte realizado cuando al final de una dura preparación ves que todo ese sufrimiento ha tenido su recompensa. Además, me gustaría tener la oportunidad de pelear en Estados Unidos y también poder disputar el europeo.
–Los palos políticos que ha recibido el boxeo en este 2013, ¿le han afectado en su trayectoria de alguna manera?

–No lo creo, los palos han ido relacionados con el deporte base, el amateur. Ellos sí que han notado la ineptitud de algunos teniendo que suspender torneos internacionales y veladas ya cerradas que no hacían ningún mal a nadie, sino todo lo contrario.

–¿Cree que se ha devaluado la firma Ibrahim López?

–Pues no lo sé, es más, no sé hasta qué punto ha llegado nunca. Nos limitamos a subirnos al ring y dar lo mejor de nosotros en cada combate, lo demás, nos da un poco igual. De todos modos, personalmente me siento un afortunado, es muy difícil ser profeta en tu tierra y nosotros siempre nos sentimos muy queridos por la afición tanto dentro como fuera del cuadrilátero.

–¿Por qué habla muchas veces en plural, pronunciando el nosotros?

–Hablo de nosotros porque es así, yo solo no podría conseguir nada. Somos un equipo y actuamos como tal. Yo soy la punta de lanza de un equipo que está compuesto por mucha gente: promotora, entrenadores, compañeros de gimnasio, sparrings y la más fuerte e indispensable para mí, la familia. Sin el aporte que cada uno de ellos me brinda, yo no me podría subir al ring a luchar por la victoria.

–A pesar de todo, la afición y el público de las 16 cuerdas sigue esperando con ansias combates suyos. ¿Qué mensaje le enviaría a todos ellos?

–Que estoy deseando volver a escuchar el pasodoble Islas Canarias, canción que nos acompaña en la salida de cada uno de nuestros combates. Tengo infinidad de ganas de pelear ante los míos y espero que pronto pueda hacerse realidad.

–¿Le gustaría pelear en la plaza de su Candelaria natal?

–Claro, a quién de Candelaria no. Ése es uno de mis sueños. Sería un gran reto y un honor increíble.

Compartir.

Dejar una Respuesta