Meekins vs.Kawoya: archívelo resultado inédito

1

Por Ted Sares

Era el 8 de agosto de 1988. La ubicación era Resorts International en Atlantic City. El evento principal contó con el neoyorquino John Wesley Meekins (18-1-2) contra otro neoyorquino (a través de Uganda y Dinamarca) Mohammed Kawoya (11-3).

Meekins esbelto y hábil con una carrera amateur estelar era un claro favorito sobre el menos conocido Kawoya que había peleado solo una vez en los Estados Unidos, perdiendo ante Jorge Maysonet en cortes en el Felt Forum. Se esperaba que Meekins pasara a una pelea por el título mundial después de despachar a Kawoya.

Meekins disfrutó de una carrera exitosa entre 1984 y 1994, luchando contra gente como Davey Montana, Mike Mungin, Harold Brazier, Saoul Mamby., Santos Cardona, Darrin Morris (quien ganó sus últimas 16 peleas seguidas) y Terence Alli. Perdería ante Meldrick Taylor (20-0-1) en 1989 con el título mundial superligero de la FIB en juego.


El 15 de junio de 1990, Meekins venció a Santos Cardona en 12 asaltos para ganar el campeonato de peso welter ligero de la NABF, pero lo perdería ante Terence Alli unos siete meses después. Fue cuesta abajo después de eso y se retiró en noviembre de 1994 con un récord de 24-5-2 después de ser vencido por Darryl Lattimore.

De vuelta a Meekins vs. Kawoya

Este no salió como se esperaba. Después de ser atacado en la ronda 2, Kawoya derribó a Meekins en los primeros segundos de la ronda 3. Una pelea emocionante con múltiples caídas e intercambios furiosos estaba en progreso y a los fanáticos les encantó.

Un Meekins excitado luego fue tras el ugandés con animó de venganza y estableció uno de los finales más extraños que pocos fanáticos del boxeo han escuchado, y mucho menos presenciado, ya que nuevamente derribó a Kawoya esta vez con un rápido gancho de izquierda. Luego fue a matar. El árbitro Paul Venti lo sintió y se movió, quizás prematuramente, cuando Meekins desató lo que esperaba que fuera una andanada de golpes duros que pondría fin a la pelea.

Tan pronto como Venti intervino para detener la pelea, Kawoya conectó una derecha que derribó a Meekins y lo hizo gatear sobre la lona y agarrarse a las cuerdas sin sus sentidos durante al menos diez segundos. El puñetazo fue lanzado en el momento exacto en que Venti terminó las cosas y Venti no se dio cuenta de lo que había ocurrido.

Si bien Kawoya pensó que había anotado un KO limpio y lo celebró salvajemente, el hecho es que Venti había terminado la pelea una fracción de segundo antes y su decisión se mantendría.

Los fanáticos no solo disfrutaron de una gran pelea, fueron testigos de algo verdaderamente memorable, algo que había que ver para creer; es decir, un ganador luchando por levantarse y un perdedor celebrando lo que pensó que era un nocaut.

Meekins vs.Kawoya

Meekins vs.Kawoya

Kawoya se retiró de la revancha debido a una infección en la garganta y Saoul Mamby tomó su lugar como suplente tardío. El ugandés nunca volvió a pelear, mientras que Meekins nunca tuvo la oportunidad por el título que un esfuerzo más impresionante podría haberlo conseguido.

Se puede contactar a Ted Sares en tedsares@roadrunner.com o en Facebook y agradece sus comentarios.

Compartir.

1 comentario

  1. en las peleas sin publico aficionados los beneficiados son los boxeadores cubiches asi nadie les hace buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu por aburridos que duermen hasta las moscas nadie los quiere ver pero ahora no hay quien los abuche jajajjajajjaja apenas asi se salvan de ser abuchados los cubasnos por las mierdas de peleas que dan en estas peleas sin publico les cayo como anillo al dedo a los cubasnos por que asi quien los abuchea les hace buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu los cubanos ya quieren que quede asi siempre sin publico las peleas jajajjajajjajajjajajajjajajaja si sr.

Dejar una Respuesta