Dionicius brilló sobre Torroba, Cóceres destruyó a Manquecoy en Villaguay

2
La campeona mundial supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), la invicta entrerriana Débora “La Gurisa” Dionicius, se impuso sobre la ex retadora mundialista colombiana Luna Torroba, por puntos, en una amplio fallo unánime, tras diez asaltos, y así defendió por decimosegunda ocasión su corona, en un duelo revancha, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Club Social y Deportivo Salud Pública, de Villaguay, Entre Ríos, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

 

Con su habitual técnica, precisión y velocidad, Dionicius, que fuera monarca sudamericana, hizo valer una vez más toda su valía frente a una conocida Torroba, colombiana radicada en Anguil, La Pampa, ex retadora mundialista minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que poco pudo hacer. Tomando siempre la iniciativa, “La Gurisa” anticipó cada movimiento para encontrar siempre los espacios y filtrar sus combinaciones de jab, cross y uppercuts al mentón y sus ganchos a las costillas. Acompañada de rápidos desplazamientos, entró en la corta distancia donde sometió a una enjundiosa retadora que no lograba detener su ataque. Incluso en el cuarto la tuvo sentida. Con el paso de los capítulos, las diferencias eran cada vez mayores. Con la caleña con su ojo derecho inflamado, su nariz sangrando y sus energías casi agotadas, la local no mermó su ataque. Tras hacerla tambalear en dos ocasiones en el noveno descargó potentes izquierdas y derechas cruzadas y ascendentes al mentón y dos ganchos a las costillas, con que volvió a hacerla trastabillar. Por momentos era una lección de boxeo. Y tras castigarla en el décimo, redondeó una convincente actuación para repetir lo sucedido el 12 de marzo de 2016 cuando la venció en la ciudad de Buenos Aires, y tras la campana final llegaría la decisión que desató el delirio de los más de 2500 espectadores que colmaron el escenario y volvieron a vibrar con ella tras cinco años sin presentarse en su ciudad.

 

Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Edgardo Codutti 100-90, Néstor Savino 99-91, y Héctor Bergara 99-91, todas a favor de Dionicius.

 

Con su mayor velocidad, Dionicius anticipó desde la primera campana en la corta distancia con su jab zurdo seguido de su derecha cruzada y ascendente a la mandíbula. Con Torroba desplazándose lateralmente en el segundo, la entrerriana combinó sus ganchos a las costillas con sus cruzados a las mejillas. Punteando con su jab zurdo en el tercero, “La Gurisa” abrió la guardia rival para luego combinar con su gancho zurdo a la zona hepática y su cross diestro al mentón. Decidida en el cuarto, acortó las distancias y repitió su cross diestro y zurdo profundas a las mejillas de una retadora que intentaba amarrar. Sus veloces ráfagas de jab zurdo y derecha cruzada al mentón hacían mella en la visitante. Más agresiva, en el quinto insistió con su jab firme y sus reiteradas derechas cruzadas y ascendentes a la mandíbula y en gancho a las zonas blandas con que la hacía retroceder.

 

Con la misma tónica en el sexto, la campeona comandaba las acciones, más allá de una tenue contra en forma de cross zurdo sobre su mentón, que fue luego respondida por sus ganchos al cuerpo. Con el ojo derecho inflamado en la colombiana, en el séptimo la villaguayense de 30 años entró y salió con sus veloces desplazamientos para impactar con holgura sus ganchos a las costillas y profundos cross a la mandíbula. De tanto impactar con sus punzantes jabs zurdos, cross y rectos diestros, en el octavo Dionicius abrió una herida sobre el ojo derecho de una caleña agotada. Con sus ganchos zurdos al hígado, la campeona la recibió en el noveno, para luego de un cross diestro descargar otro gancho zurdo al estómago que hizo tambalear a una Torroba que sangraba también de su nariz. A pesar del resultado en su bolsillo, en el décimo “La Gurisa” siguió buscando. Frente a una rival lastimada que hacía lo que podía para mantenerse en pelea, la sometió con sus ganchos al cuerpo y ascendentes y cruzados al rostro que la hacían trastabillar. Así, terminó cerrando una tan amplia como convincente actuación, que tras la decisión de los jurados desató el resonante delirio de todo el público que colmó el recinto.

 

De esta forma, Dionicius, que pesó 52,100 kg., que previamente fuera monarca sudamericana, defendió por decimosegunda ocasión el cetro que conquistó el 24 de noviembre de 2012 sobre la neozelandesa Michelle Preston en amplio fallo unánime en Villaguay, y que retuvo de la misma forma sobre la uruguaya Gabriela Bouvier, la rosarina Marisa Portillo, la colombiana Olga Julio, la mexicana Guadalupe Martínez, la colombiana Neisi Torres por nocaut técnico en el cuarto asalto, y tras dominar a la rosarina Alejandra Ríos y las bonaerenses María Rivera y Florencia Canteros, refrendó sobre la italiana Simona Galassi en un llamativo fallo dividido -que debió ser ampliamente unánime- en Manerba sul Garda, Lombardía, Italia, la brasileña Aline Scaranello en decisión unánime, previo a someter en duelos no titulares a Torroba y Alejandra Ríos, refrendar el cinto en amplio fallo unánime sobre Preston en la revancha y la imbatida mexicana Diana Fernández, la jujeña Julieta Cardozo por nocaut técnico en el noveno asalto, y el pasado 17 de febrero al dominar a la japonesa Terumi Nuki en fallo unánime en Cutral Có, Neuquén. Así, aumenta su marca a 28 victorias (6 KOs), en igual cantidad de peleas. En tanto Torroba, que registró 51,300 kg., quien tras superar entre otras a la tucumana Guadalupe Maldonado, la puntana Soledad Frías y la rionegrina Yohana Mora, resignó su invicto a manos de la bonaerense Florencia Canteros, cayó con Frías en decisión dividida por el cinto sudamericano mosca y con la bonaerense María Rivera por el sudamericano supermosca, tras perder con Dionicius y la juninense Anahí López por la faja argentina mosca, el 22 de abril de 2017 fue detenida por la bonaerense Yésica Bopp en el octavo round por el título mundial minimosca AMB en Azul, Buenos Aires, en su único nocaut en contra, pero se recuperó sobre la rafaelina Vanesa Taborda en decisión unánime, aunque venía antes de caer en el desquite con Taborda el 6 de octubre último en ajustado fallo mayoritario en Quemú Quemú, La Pampa, por lo que desmejora a 12 triunfos (2 KOs), 8 derrotas y 2 empates.

 

En el otro combate titular de la noche, el ex campeón latino e invicto villaguayense Marcelo “El Terrible” Cóceres (72,500 kg. y 23-0-1, 13 KOs), destruyó al monarca chileno mediano, Mirko Manquecoy (72,500 kg. y 8-7-1, 1 KO), por nocaut técnico en el segundo asalto, y así conquistó el título latino mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que se encontraba vacante.

 

Luego de un inicio de estudio, Cóceres, ex campeón latino superwelter FIB y actual Nº 2 del ranking argentino mediano, comenzó a filtrar su largo cross diestro a la mandíbula. Sin amilanarse, Manquecoy respondió con dos derechas, boleada y cruzada a la mejilla al iniciar el segundo, hasta que “El Terrible” conectó un profundo cross diestro al pómulo que lo hizo trastabillar. Pero la definición estaba por venir. En el siguiente cruce, el nacido en Villaguay hace 27 años, y radicado en San Jorge, Santa Fe, acortó las distancias y combinó una feroz ráfaga de dos izquierdas, la primera en gancho a la zona hepática para hacerlo tambalear y la segunda cruzada a la mandíbula con que envió a un liquidado chileno a la lona, sin ningún tipo de respuestas, por lo que el árbitro Rubén Béñez decretó el precipitado final que desató el estruendoso festejo del público.

 

En combate complementario, desarrollado en categoría welter, el pegador entrerriano Daniel “Cainchi” Aquino (66 kg. y 18-4, 13 KOs), Nº 9 del ranking argentino welter, derrotó al bonaerense Marcelo Bzowski (66,500 kg. y 8-6-2), por puntos, en fallo unánime, tras seis rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Héctor Bergara 59½-56½, Raúl Di Giovanni 59-55, y Edgardo Codutti 58½-56.

 

Finalmente, en otro resultado de la noche, en división superwelter, el villaguayense Sergio Paysse (69 kg. y 3-0, 1 KO) doblegó el bonaerense Matías “Sorpresa” Suárez (69 kg. y 3-1, 2 KOs), por puntos, en decisión unánime, tras cuatro capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Edgardo Codutti 40-36, Néstor Savino 40-36, Raúl Di Giovanni 40-36.

 

Prensa Argentina Boxing Promotions

Compartir.

2 comentarios

  1. No lei nada. Acaso esto es un capitulo de la biblia. !!!!!!

    O mas largo yo creo…

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.