Lucho Verón lució y destronó a Ledesma en Barracas

0

El invicto bonaerense Luis “Lucho” Verón se impuso sobre el bonaerense Gabriel “Pitbull” Ledesma, por puntos, en fallo mayoritario, tras diez asaltos, y así lo destronó del título latino welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Club Sportivo Barracas, de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

 

En un choque de sumo riesgo para ambos, Verón, ex integrante del seleccionado argentino amateur, Nº 9 del ranking argentino welter, manejó siempre los tiempos pero sobre todo las distancias para dominar hasta frustrar a Ledesma, actual Nº 10 del ranking mundial welter OMB y Nº 2 del escalafón argentino, que en su segunda defensa poco pudo hacer. Con su mayor alcance, fino boxeo pero principalmente su soltura, desplazamientos y la precisión de sus envíos, “Lucho” fue sacando claras ventajas. Adueñándose del ring, controló los tiempos y el ritmo de las acciones para ir desgastando a un campeón que no lo encontraba. Con el paso de los capítulos, las diferencias eran cada vez mayores. El retador suelto y seguro sometía a un monarca que dejaba sus envíos en el aire. A sus jabs y cruzados, fue añadiendo sus uppercuts arriba y sus ganchos a las costillas. Tan es así que el “Pitbull”, que siempre estuvo incómodo, debió soportar un ojo derecho que se inflamaba y un rostro que finalizaría visiblemente dañado. Enfrente,  Lucho Verón lucía intacto. Y si bien el amor propio hizo al campeón salir a buscarlo sobre el final y conectar sus profundos cross diestros al rostro, ya no tenía energías para conmoverlo ni mucho menos revertir un resultado que ya tenía un destino. Así, llegaría la decisión que desataría el estruendoso delirio de toda su parcialidad que colmó el escenario.

 

Las tarjetas de dos de los jueces expresaron la diferencia, al decretar: Edgardo Codutti 96-94, y Néstor Savino 99-91, ambas a favor de Lucho Verón, mientras que Carlos Villegas falló 95-95.

 

Mucho más seguro y veloz, Verón se adueñó del ring y entrando y saliendo combinó su jab zurdo seguido de ráfagas de cross diestro arriba y ganchos a los flancos. Aprovechando su mayor alcance, en el segundo el retador soltó su jab zurdo seguida de su derecha cruzada al mentón, dejando los envíos del campeón en el aire. En plena alza, “Lucho” repitió sus jabs en el tercero y descargó dos punzantes cross diestros a la mejilla de un “Pitbull” que tras fallar muchos impactos apenas logró responder con una derecha cruzada al mentón. Si bien al iniciar el cuarto Ledesma acertó un cross diestro a la mandíbula, se lo veía marcadamente incómodo y tocando y saliendo Verón lo manejaba. Algo frustrado en el quinto, el campeón buscó avanzar y llegó con su cross diestro al mentón, pero se quedó en eso y el retador lo recibió nuevamente con sus envíos rectos y cruzados por adentro.

 

Más decidido al comenzar el sexto, el nacido en Escobar hace 24 años salió a buscarlo con sus derechas cruzadas. Pero más allá de encontrar destino con las primeras, y soportando un ojo derecho inflamado, fue cayendo en el enriendo planteado por el retador y perdiendo claridad. En el séptimo, el dominio del ring de Verón se acrecentaba. Sus envíos llegaban siempre al cuerpo y rostro del campeón. Como si fuera poco, el nacido en José León Suárez hace 25 años añadió un gancho zurdo a la zona hepática y dos upperctus al mentón. Boxeando suelto en el octavo, “Lucho” repitió su izquierda en jab, recta y ascendente al rostro de un rival que no lograba frenarlo, y además debía tolerar la derecha firme sobre su nariz. Con un desafiante cómodo y en alza y un campeón frustrado y algo lastimado, en el noveno se cruzaron en la corta distancia pero las diferencias eran notorias a favor de un Verón que llegaba más claro y más profundo con sus cruzados por adentro. Con amor propio en el décimo, “El Pitbull” fue a buscarlo. Consciente de la desventaja, acortó las distancias y a pesar de su agotamiento impactó dos derechas cruzadas a la mejilla. Pero sus intentos pronto se diluyeron y no fueron suficientes para revertir un resultado que ya tenía destino, y que tras la campana definitiva desató el festejo de todo el público que colmó el escenario.

 

De esta forma, Lucho Verón, que pesó 66,600 kg., que tras superar a cada rival entre los que sobresalen el entonces invicto pampeano Cristian Zárate, el chaqueño Gonzalo Chaparro, ambos en fallo unánime, destruyó al misionero Martín Kuroski por en el séptimo capítulo, y llegaba del pasado 8 de diciembre dominar al santafesino Jonatan Vázquez en fallo unánime en San Martín, Buenos Aires, conquista su primer cinturón. Así, aumenta su marca a 14 victorias (7 KOs), en igual cantidad de peleas. En tanto Ledesma, que también registró 66,600 kg., que venciera entre otros al chaqueño Luis Montiel, el bonaerense Iván Romero, el entrerriano Leonardo Cirolla, el santafesino Carlos Rivas, y que tras noquear a Montiel en tres rounds en el desquite y someter al correntino Ramón Sena en decisión unánime, luego de ceder su invicto a manos del cordobés Diego Luque en controversial fallo dividido, cedió en su segunda defensa el cetro que conquistó el pasado 7 de octubre al detener al entrerriano Daniel Aquino por nocaut técnico en el octavo en la ciudad de Buenos Aires, y que retuvo el 6 de enero en la revancha sobre Aquino por nocaut técnico en el quinto en Los Polvorines, Buenos Aires, por lo que desmejora a 12 triunfos (6 KOs) y 2 derrotas.

Pelea semifondo:

En un interesante combate de semifondo, desarrollado en categoría superwelter, el pegador santafesino José Luis “El Chino” Castillo (69,650 kg. y 8-1-1, 6 KOs) dominó al dominicano radicado en Munro, Buenos Aires, Félix “Jay Jay” Vargas (69,350 kg. y 7-3, 2 KOs), por puntos, en un amplio fallo unánime, tras seis asaltos, y luego de enviarlo al suelo en el cuarto. Las tarjetas de los jueces fueron: Edgardo Codutti 59-55, Néstor Savino 58-55, y Mirta Jara 59-55½.

 

Con su mayor potencia y decisión, Castillo tomó siempre la ventaja buscando impactar sus izquierdas y derechas profundas a la zona alta. Frente a un Vargas que se desplazaba permanentemente en forma lateral, conectaba sus cruzados pero le costaba combinar. Sin embargo, en el cuarto, “El Chino” lo llevó contra las cuerdas y descargó un resonante cross diestro a la mejilla con que lo envió sentido a la lona. Tras ello, “Jay Jay” se puso de pie, y hasta logró acertar su boleado diestro a la mejilla, pero sin consecuencias. Los dos capítulos finales el nacido en la ciudad de Santa Fe hace 26 años intentó acortar el ring. Si bien por momentos llegó con sus cruzados a las mejillas, pero sin acelerar ni combinar, y no logró conmoverlo nuevamente, por lo que debió esperar a las tarjetas para conocer su amplia y merecido triunfo.

Otros combates:

En combate complementario, llevado a cabo en categoría ligero, el bonaerense Facundo “El Topo” Arce (60,900 kg. y 5-2, 2 KOs) derrotó al porteño Nelson “Pollo” Ayala (60,100 kg. y 5-2-2, 1 KO), por puntos, en fallo unánime, tras seis rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Carlos Villegas 60-55, Edgardo Codutti 59-55, y Mirta Jara 59-56.

 

Cabe remarcar que el vencedor reemplazó al bonaerense Roberto “El Niño” Torres (60,300 kg. y 2-2), luego de que Torres varias horas después del pesaje desistiera de combatir alegando “inconvenientes personales”.

 

Finalmente, fue cancelada la contienda entre el ex campeón latino plata crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el porteño Patricio “Grande” Pitto (93,650 kg. y 11-4-3, 8 KOs), Nº 4 del ranking argentino crucero, y el santafesino Mauricio “Polo” Caceda (89,700 kg. y 14-15, 3 KOs), a seis capítulos, luego de que el mismo día del evento el santafesino desistiera de pelear y no se presentara al festival.

 

Prensa Argentina Boxing Promotions

Compartir.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.