Lomachenkomania!! Vasyl Lomachenko desata la euforia en una afición ávida de Ídolos

149

No tenemos dudas, Lomachenko posee un enorme talento. Su brillante carrera en las filas amateur forjó a un gran boxeador que hoy, intenta deslumbrar al mundo del boxeo profesional. Recientemente, leímos reacciones bastante airadas sobre el articulo “Lomachenko-Salido II y el Síndrome Sosa-Walters” en las cuales, se nos acusa de intentar demeritar el talento del ucraniano y eso, está muy lejos de la realidad.

Lo que hicimos a través de esa extensa investigación, fue basarnos en las tablas que usa CompuBox. Y desde allí, darles a los lectores, un ángulo distinto de ver a un muy buen boxeador como ‘Hi-Tech”, que cuando se enfrento a dos oponentes que no formaban parte de su establo en Top Rank como Salido y Russell Jr. con uno de ellos perdió, y con el otro obtuvo una victoria por decisión mayoritaria. Además, advertimos que sus compañeros de establo Jason Sosa y Nicholas Walters, de forma sorprendente, bajaron el rendimiento de golpes lanzados en cada ronda cuando enfrentaron ambos a Lomachenko, y notamos que esa disminución en performance, no afecto a Gary y menos a Salido, ya que el mexicano en aquella pelea contra el ucraniano, incremento el volumen de golpes lanzados en cada round.

Recordábamos, leyendo algunas reacciones al tema, los tiempos en los que a Manny Pacquiao, se llego a atribuirle poderes hasta ‘mágicos’. Llegamos a leer en aquellos días sobre ‘El Pacman” que en cada pelea, el filipino era poseído por una especie de monstruo o espíritu guerrero. Hasta que el 08 de Dic-2012 el astro mexicano Juan Manuel “Dinamita” Márquez lo exorcizo, y de un soberbio recto de derecha en el 6to round, le extirpó de una vez y para siempre todos los demonios que lo poseían.

“No puedes tocar lo que no puedes ver” se lee con frecuencia en la misma frase en la que se menciona a Loma en estos días. ¿Cómo fue posible que un viejo y desgastado Salido, haya podido ver lo que dos jóvenes y enteros boxeadores no vieron?…Por favor, dejemos este tipo de afirmaciones irracionales a un lado, aquí ni hay magia, ni demonios, y menos existe el ‘Hombre Invisible’ el Boxeo es un negocio de venta y compra,. ¿Tenía que llegar Lomachenko, para que ahora nos digan lo que Rigondeaux viene diciéndonos desde hace años?

Hoy, Bob Arum afirma que desde Ali, no veía el astuto promotor un talento más grande que el del Lomachenko. Y otros, ya hablan con euforia de la Lomachenkomania. “Vístanme despacio que voy de prisa” reza un viejo refrán. En el cual, se nos llama la atención a mantener la calma y no apresurar opiniones ni posicionar criterios. Arum, manejo(a) la carrera de Manny Pacquiao y el mismo Manny, frente al siempre polémico Floyd Mayweather Jr. realizo una de las presentaciones más pobres de su carrera, en lo que luego se denomino como el ‘Fraude del Siglo”

La pregunta que surge al contemplar lo expuesto en cuanto el volumen de golpes lanzados es: ¿Cómo es posible que un veterano boxeador como Salido, con tantas peleas desgastantes en su mochila, haya logrado hacer más que dos boxeadores jóvenes como Jason Sosa y Nicholas Walters cuando se enfrenaron a Lomachenko? Se supone que Sosa y Walters, estaban destinados a poner más resistencia que un hombre como Salido. En primer lugar, el ucraniano que enfrento Salido, estaba más joven que aquel que enfrentaron Sosa y Walters y en segundo lugar, Salido estaba más viejo que Sosa y Walters, cuando se midió al astro ucraniano.

Hablemos de hechos concretos, lo expuesto arriba lo son. Salido lo hizo mejor que ese par de jóvenes. Sobre los números de CompuBox, cada quien que los tome como mejor le parezca, podrían ser subjetivos ya que provienen de la apreciación del registrador. Nosotros, solo los utilizamos para hacer comparaciones de la actuación de algunos de ellos vs Lomachenko.

Lo medianamente lógico, indica que físicamente Sosa y Walters, deberían haber hecho un papel más digno incluso que el del mexicano, y de no serlo. Creemos que sería oportuno que a través de sus comentarios, nos expliquen por qué razón no debía ser de la forma que nosotros creemos.

Compartir.

Dejar una Respuesta