Chavez Junior, mucho cuento y poca leyenda

189

Por Luis Peñate

639x360_1380504782_CHAVEZ-SUPLEMENTO

Julio Cesar Chavez Junior, sin trabajo, sin boxeo, sin vergüenza…

HBO, Zanfer y Top Rank siguen con su Circo, alternan las marionetas y el escenario, pero es la misma mentira con diversas caras, hablando de lo mas reciente, las decisiones de los Pacquiao vs Márquez, los desplantes a Martínez durante su interinato, la decisión del Pacquiao vs. Bradley, el Murray vs. Martínez, las faltas de respeto a Rigondeaux…

No duden que si Juan Manuel Márquez no noquea a Bradley este será el siguiente expolio deportivo en la larga lista, “Inquam”.

Puestos a señalar culpables hay que ser justos, HBO se está equivocando y hasta el público mas neófito y condicionable, comienza a pasar del hastío a la indignación, buscando culpables mas allá del ensogado, mi recomendación pasaría por no comprar ni un solo evento de este medio, optando por la redifusión o los medios online por todos conocidos.

¿Estoy incitando al boicot sistemático a la empresa de Bob Arum y al gigante audiovisual estadounidense?. Si y definitivamente Si, por que si lo único que buscan es un rédito a costa de la credibilidad del boxeo, con cada pago por visión adquirido, el aficionado se convierte en cómplice necesario para prostituir un deporte que merece el respeto que ellos le niegan.

El público no solo es sabio, si no también soberano, HBO ha dado la batuta de esta esperpéntica orquesta a Bob Arum y no es que suene mal, es que mas allá de lo deportivo huele mal, se toman decisiones absurdas, se crean ídolos de barro y se cometen atropellos demeritando a los verdaderos héroes de este deporte.

No entiendo al señor Ken Hershman cuando dejó Showtime por HBO, ¿acaso continua trabajando para la competencia?…decide romper con GoldenBoy y por ende con en elenco de boxeadores jóvenes talentosos, deja escapar al rey del Pay per View Floyd Mayweather y abre una guerra verbal absurda contra el mejor púgil que le queda simplemente por ser superior a una de sus gallinas de los huevos de oro Nonito Donaire.

Ken Hershman, Arum y sus ejecutivos no podían tomar peores decisiones ni pretendiéndolo.
No me cabe duda que el 2012 y 2013 han sido años de mucho desgaste en el crédito de HBO y Top Rank, a la larga esto se reflejará en las cuentas, por mas que quieran manipular a base de tirones mediáticos no funcionará,  primero ninguneo a Martínez, luego busco el público emergente en Argentina y meto el dedo en el ojo de Murray y los aficionados británicos. Primero robo a Márquez contra Pacquiao, enfadando al aficionado Mexicano y luego a su vez le doy un combate a Bradley frente al filipino que jamás mereció, quieren llenar el cráter del impacto de mediático de la salida de Mayweather con un boxeador estadounidense si o si y no se dan cuenta que ese relevo, si lo hubiera se llama Keith Thurman, no Bradley y boxea, gracias a sus estupidas decisiones en la cadena rival.

El mejor 140lb ya sea García o Matthysse tampoco está con ellos, Rigondeaux, el mejor 122lb tiene un pie fuera de Top Rank y el otro Leo santa Cruz tambien pertenece a GoldenBoy. En definitiva los nombres que llenan sus luminarias tienen una caducidad de no mas de un lustro en el mejor de los casos. Ward, Stevenson y Golovkin pueden dar mucho boxeo pero apenas les dan la importancia que merecen.

Hace años, el genio de la televisión Bill Cosby cuando alguien le pregunto por secreto del éxito afirmo, “no conozco el secreto del éxito, pero si les diré que la mejor manera de llegar al fracaso es intentar gustar a todo el mundo”.

Quieren manejar el sino del pugilismo y no se dan cuenta que en este desproposito, a la larga pierden todos.
Ahora dejemos a los titiriteros y pasemos a la marioneta… .¿Quien engaña al Junior mas famoso de México?, su unico mérito es recibir golpes gracias a la bien sabida diferencia de peso con sus rivales y su presumible quijada.

El muchacho no vale para 160lb, ni para 168lb y en 173lb tampoco, le falta la actitud no la aptitud, la naturaleza, (para los bien pensados), ha sido generosa, fortaleza, capacidad de recuperar peso, envergadura, todo lo tiene, menos las ganas de trabajar.

Aunque  le den el mil oportunidades y haga el mas estrepitoso ridículo no importa, se envuelve con la bandera y el apellido que pisotea.

A la pereza y la gula, ahora hay que añadir la soberbia, ni era tan malo como defendían sus detractores al comenzar, ni ahora tiene con que ser un boxeador de élite como se autoproclama, gracias a la existencia de cuatro organismos, puede ser campeón, pero ni es, ni llegará a ser el mejor en ninguna de las divisiones en que pelee.

Si lo que quiere es un campeonato, el CMB con José Sulaiman a la cabeza se la volvió a dejar en bandeja, con el lamentable combate de Periban con Bika, ¿Qué sentido tendría este triste combate habiendo boxeadores mucho mas validos para ocupar el interinato de Andre Ward?, pues un rival fácil para el Junior, ni mas ni menos, si se da el Bika vs Chavez Junior, salvo derrota por KO le darán al hijo de la leyenda un cinturón supermediano del consejo que ni de lejos merece.

La prensa, ha agotado la condescendencia y se ha abierto la veda, solo los asalariados “sobre o bajo mesa” siguen justificando el absurdo, Junior hizo el mayor ridículo de su carrera desde el epílogo hasta el prólogo, caminaba el ring con torpeza e intentaba hacer un boxeo, para el que le falta instinto y la velocidad, por ausencia de experiencia y trabajo.

Conectó golpes nítidos y claros solo cuando su rival se confiaba, tal como le pasó frente a Martínez en el 12, meras brazadas de ahogado, que en ocasiones encontraban a un Brian Vera distraído sonriendo y jugueteando con él.

Junior necesitaba un cambio…¿Brazos abajo y buscar una contra?, ¡Genial idea!, pretendemos correr antes de aprender a caminar, apenas muestras reflejos suficientes para evitar combinaciones de libro y he visto mejores cinturas en cualquier geriátrico, ¿Qué se pretende?, ¿acaso no había rendimiento aeróbico para mantener las manos arriba por diez rounds…? ¿No fue suficiente la ventaja de peso y envergadura?.

Después del combate ante Andy Lee, en el que gano algo de credibilidad, Junior ha caído en su propia abulia, su lenguaje corporal y su actitud dentro y fuera del ring lo denotan, este muchacho tiende inexorablemente a la autodestrucción, los culpables son todos aquellos que le hicieron pensar que el camino era sencillo, los que lo alzaron casi en brazos a un lugar que aún no le correspondía, no le dejaron crecer como boxeador, por que con cada decisión a su favor y en detrimento de otros,  lo alejaban del trabajo y del sacrificio necesario.

No veremos jamás al boxeador que hubiera llegado a ser el hijo de la leyenda, por que cada escalón que pusieron en el pasado bajo sus pies, hoy es una losa en su espalda.

Follow twitter:
@Luis_EPS
Compartir.

Dejar una Respuesta