Por las mejores condiciones para el boxeo canario

0

Por Pedro Romero

¡MUCHAS GRACIAS!,  D. PASCUAL

Revisando apuntes y recortes me encuentro un artículo de quien fuera y sigue siendo uno de los mejores periodistas deportivos que tenemos en Canarias: D. Pascual Calabuig Porcal. Don Pascual, aun no siendo nativo de estas insulares tierras pero integrado de tal manera en cuerpo y alma a la misma que no difiere en nada con cualquier canario que se precie, en su más que demostrado amor y defensa de nuestros deportes.

El recorte de prensa (Canarias 7) no guarda la fecha, pero por lo escrito pudiera ser allá por el 1995. De todas maneras lo que pretendo con el rescate de esta añeja opinión es volver a sacarlo a la luz con el fin de los políticos actuales puedan leerlo y tomar las decisiones que otros nos negaron y que este, nuestro olímpico deporte del boxeo necesita.  Y Don Pascual escribía esto:

Evidentemente estamos lejos de cuando en 1945 Canarias se presento por primera vez en Sevilla como equipo de boxeo. Y nadie podía adivinar lo que hasta hoy  tendría que sucederle a este deporte que partiendo entonces de la nada llegó a serlo todo a nivel nacional con internacionales y campeones de Europa y del mundo, hasta volver a no ser  nada después de decisiones de veto  prohibición que frenaron sus ánimos y voluntades

Hace 50 años pusieron en órbita a su primer campeón amateur en San Sebastián. Era zurdo majorero  Jeremías quien aún vive y siente el pugilismo por lo que quizá le produzca un escalofrió la razón de  este escrito. Después de aquello Canarias siguió plantando  por toda España títulos de los que llegó a contabilizar hasta 60 si se unían los 20 profesionales que le hicieron ser proclamada capital española del pugilismo. En toda una catarata de glorias que se diluye ahora en la absoluta miseria,  y,  lo que es peor, en un olvido que huele a desprecio.

La indigencia del boxeo es tan grande que aparte carecer de teléfono y luz por impagos, ni siquiera celebrar su eliminatoria contra Tenerife preceptiva para participar luego en los nacionales. Si no pudo montar adecuadamente esa eliminatoria aquí en la Gallera, malamente podrá ir a Tenerife el día dos próximo y mucho menos asistir al campeonato de España al que han sido citados para el día 18 en la Línea de la Concepción. Carecen de toda  clase de  subvención o ayuda.  Es decir que  Boxeo lo fue todo y es menos que nada.

Recuerdo sin que nadie me lo cuente, porque yo también iba, que el boxeo pisó los salones de honor del Gobierno Civil del Cabildo Insular y Ayuntamiento para ser abrazados al y celebrado títulos y trofeos, y me  sobrecoge saber ahora que ni siquiera merecieron  respuesta los escritos de la Federación De Gran Canaria pidiendo auxilio al concejal de Deportes del Ayuntamiento para pagar las 30.000 pesetas de fianza  y las 25.000 de póliza de seguros que el Cabildo les exige para utilizar la Gallera; ni respuesta del propio Cabildo a quien rogó la liberara de ese pago.

Tiene también la callada por respuesta de la Dirección General de Deportes de Canarias solicitándole la subvención para ese campeonato amateur y el equipaje  representativo (chandals, bolsos de viaje y material deportivo) afirmando querer pasear a Guanchito como un tren humano supo ser en otro tiempo orgullo isleño.  Es posible que aquellos que informan o deciden sean demasiados jóvenes y aunque dignamente recuerden, por  leerlo, orgullos lejanos de cuando los antepasados  jugaban al palo y practicaban la lucha han olvidado que hace 50 años Canarias fue cuna del español.

Es posible que trayéndolo ahora a la memoria promueva respuesta razonada al S.O.S. de los jóvenes de un deporte que a pesar de todo, el  pasado año, con amor propio, sin ayuda y en silencio,  rebelándose contra el olvido se calzaron los guantes proclamándose subcampeones de España: Dos medallas de oro, dos de plata y dos de bronce.

Y creo que después de este recordatorio, aunque  sea de forma negativa, les responderán. No puedo pedir menos.

 

Recopilado por:

Pedro Romero

24.08.2011 – Satautey – Gran Canaria

Compartir.

Dejar una Respuesta