Cierre de oro del boxeo en el Magig City Casino

0

Por Andrés Pascual

Fotos de Rey Sánchez

Damian Frias y Daniel Sostre se cruzan a la cara en el tercer round del starbout. La pelea fue tablas

Sin el nombre que revienta las gradas por verlo boxear, pero con un grupo de jóvenes hambrientos que tenían como objetivo lucir extra más que quedar bien, terminó el contrato de 6 meses de Pugilistic Promotions con el Magic City Casino de Miami.

Fueron 6 programas en los que se pudieron ver algunos de los candidatos a estrellas procedentes del boxeo olímpico cubano, ganadores de torneos amateurs de diferentes niveles.

Sin embargo, posiblemente ninguno haya superado ni en esfuerzo ni en brillantez ni en dramatismo el que cerró el primer ciclo del veterano y legendario promotor Ramiro Ortiz.

Ocho pleitos buenos, disputados de principio a fin, no es común en tiempos como los que corren.

Al filo de las ocho de la noche, subieron los debutantes Michael Santander, cubano, y el boricua José Luis Rivera, a buscar el ganador en pelea de la división jr. welter a 4 rounds, llevándose Santander la decisión dividida en un pleito movido, de constantes intercambios, que alegró a la tribuna.

Fotos de Rey Sánchez

Acto seguido Elijah Línder, hijo del excelente Eddie, que logró derrotar al fenómeno panameño Ismael Laguna, le ganó por decisión unánime al mexicano Jesús Lule en peso ligero, también a 4 vueltas.

En el tercer combate de la noche, división supergallo a 4 capítulos, el prometedor Leduán Barthelemy se impuso por nocao técnico en el segundo a Anthony Fraguada.

En peso welter, a 4 rounds, luego de batallar duramente, José Segura Torres y Cesar Cisneros fueron premiados por el esfuerzo con unas merecidas tablas.

El quinto combate de la noche enfrentó en las 147 ½, también a 4 vueltas, a Wilson Feliciano contra Carlos Ramos, que noqueó a su oponente en el tercero luego de lastimarlo con golpes al cuerpo primero y cruzados a la cara después.

Para la 6ta. en peso gallo, se concretó un empate tan apretado entre Lance Rodgers y Jessy Cruz que nadie hubiera podido nombrar claramente un ganador.

En el 7mo. pleito, a 6 rounds peso jr. welter, el boricua Xavier Burgos cayó noqueado por su paisano Osenohan Vázquez faltando menos de un minuto para concluir el primero.

El starbout entre el cubano Damián Frías y el boricua Daniel Sostre, en peso welter y a 8 vueltas de distancia, resultó una pelea emotiva, de constantes intercambios y ventaja alternativa en que el puertorriqueño, quizás por su juventud, lució ligeramente mejor, porque pudo asimilar golpes fuertes en los rounds 4to. y 6to. reponerse e iniciar el ataque bajo el fuego enemigo al extremo de que concluyeron con el cubano totalmente a la defensiva. A pesar de todo, la decisión de tablas fue bien recibida por el fanático

Una noche de buen boxeo, que cerró un ciclo necesario a este deporte, porque es la única forma de construir el ídolo local, obligatorio para el éxito del pugilismo en la ciudad.

Lo que sigue es la promesa de que continuarán las carteleras en una plaza por decidir en breve.

Compartir.

Dejar una Respuesta