¿Será este el peor momento de la división completa?

13

 Por Andrés Pascual

       La división de peso completo nunca ha sido pródiga en boxeadores capaces de brindar un espectáculo ni relativamente bueno en mayoría, acorde con las expectativas que despiertan.

       Al peso pesado, superpesado de hoy, que ha confundido al fanático durante toda su historia, siempre lo relacionan con la anestesia general; sin embargo, los grandes noqueadores, de nocao punch, se han movido en divisiones desde la ligero-completa hacia abajo.

       Porque ha sido la consentida del respetable, se les ha perdonado la ineficiencia técnica mayoritaria; se les ha admitido el pancracismo ridículo y acentuado y, sobre todo, se le ha otorgado el apoyo y la credibilidad que, salvo en estos tiempos, no recibió ninguna otra.

       Moles grasientas, sin un ripio de virtuosismo, que se imponen, muchas más veces, producto del cansancio que de la actuación decente y efectiva en el ring.

       Pero desde Jack Johnson ocurre esto, el Gigante de Galveston fue un verdadero abusador del ring; le ganó a muchos peleadores a quienes superó en 25-35 libras: Jim Flynn, Stanley Ketchell, Sam Langford, Filadelfia Jack O’Brian…a muchos otros, como mínimo, 10 libras de diferencia.

       Con Dempsey ocurrieron cosas raras, como subirlo tras el golpe que le sacó del ring contra Firpo; hasta no boxear oficialmente durante 3 años(1923-26), porque hubiera tenido que darle una oportunidad a Harry Grab que, en pelea de exhibición en un barco-casino en el Missisippi, le dio con todo, por lo que el Asesino de Manassas quedó “puesto y convidado” ante el reto del Molino de Pittsburg, que declaró, aquella tarde: “Serás campeón hasta que me des una oportunidad…” Entonces regresó cuando falleció el gran peleador mediano. En nivel importante de consideración, la única pelea que perdió Gene Tunney fue contra Harry Grebb.

       Tras el retiro de Dempsey y de Tunney, ningún peso completo pudo mantener a la división en plan de real grandeza: alrededor de Braddock se explotó el carácter sentimental del entorno del peleador; pero Max Baer, Carnera o Uzcudun no pudieron representar esa división dignamente, con la excepción de Schmelling, que brilló, por encima de sus posibilidades, en el pleito contra Joe Louis, quien sí fue gran campeón que, como Marciano y Alí, arrastró a su paso cantidades más que generosas de simpatizantes.

      Larry Holmes fue un tremendo campeón, dueño de, quizás, el mejor jab en la historia del peso; pero sin “ángel’ para la concurrencia y Tyson tuvo “algo”; sin embargo, se derrumbó sorpresivamente ante Douglas.

      Lennox Lewis inauguró una época de campeones a los que deberían ponerles un tope y enfrentarlos entre sí exclusivamente: 40, 50 y más libras de diferencia y hasta 6 pulgadas por encima de un contrario.

      Valuev es un espécimen fuera de tono con el boxeo; sin embargo, David Haye, que parecía un liliputiense a su lado, le ganó y un avejentado, lento y sin respuestas Holyfield, fue objeto de un robo en Alemania contra el gigante.

       Pero los Klitsckos son buenos, de estilo feo y poco elegantes; pero seguros y poderosos, con confianza en sí mismos, porque saben que, aparentemente, no hay nadie en el horizonte que les someta en el negocio.

       La pelea más impactante para el boxeo de hoy sería la que nunca se efectuará a base, precisamente, de los dos hermanos, que reinan con poca oposición en las versiones que poseen y que, como van las cosas, envejecerán ahí si…si Vitali puede superar el escollo que se nombra Odlanier Solis, acaso único rival de consideración posible en su camino.

      Esta división es hoy más huérfana de estelaridad que lo que fue en cualquier época de su historia. Lo que le falta en técnica y virtuosismo a los completos de la actualidad, les sobra en fuerza, en pegada y en resistencia a las divisiones menores; aunque, obligado es decirlo: nunca como ahora escasearon tanto de coraje los pesos mastodónticos.

      A fin de cuentas, son los completos, que acostumbran a arrancarle al fanático un grito de entusiasmo, muy de cuando en vez, ante un buen golpe; pero propensos a generar el bostezo y la resignación tan a menudo que aburren.

Harry Grebb le puso música a los completos de su época, al pelear contra varios completos, entre ellos, Dempsey y Tunney

Compartir.

13 comentarios

  1. sevillano (ESP) el

    Eso que se dice muchas veces de que no hay peleadores que brillen en esta categoria, simplemente se deve a la superioridad de los hermanos Klitsckos, no a que falten peeladores de calidad como dijo Foreman, y sino lla veran cuando se marchen los hermanos, como aparecen unos cuantos de nuevos famosos, eso es de logica, como ejemplo imaginense al imperio romano, se hablaba mucho de el como potencia militar pero si ponemos a US, en su misma epoca lla no pareceria tanta potencia verdad? pues para mi eso es lo que le pasa a los mastodontes, son simplemente eclipsados por los Klitsckos. son gente muy inteligentes miren a vitali, que incluso es medico y lla se save que el boxeo es para listos.

  2. sevillano (ESP) el

    perdon quise decie peleadores y se sabe, me rectifico para que no me corijan los pesados que se la dan de listillos con la ortografia y que les gusta mucho correjir a los demas aun que no son capaces de opinar en condiciones ni un poquito.

  3. Pobre Cachora que se acuerda y sufre por Pacquiao hasta cuando el tema es otro…..hay Psicólogos para ayudarlo por ahí…

  4. K.O.T. 12 el

    La verdad no soy muy fan de los pesados, por su estilo tan lento y a veces torpe, pero hay que reconocer a los grandes.
    En la actualidad lamentablemente hay un monopolio con los klitchko, y no hay quien les haga competencia, lo uqe hace que la division cayera en un pozo, y de verdad no veo en el futuro cercano alguien que les haga competencia, nisiquiera el marica de haye.

  5. MODERADOR el

    POR FAVOR ESTE TEMA VA SOBRE LOS PESOS PESADOS, va por los de siempre que suelen poner el mismo mensaje en todos los temas.

  6. Veo muy mal los pesados hasta dentro de varios años no veo a nadie con carisma, creo que puede ser todavía peor cuando se retiren los Klistchko aunque no son santo de mi devoción.

  7. jibarito el

    oigan mi gente, pues yo si estoy de acuerdo en que suban al enanito pacquiao a los completos pues ya se sabe que es un espectaculo circense, aplaudido por gente fanatica como chileno
    je je je

  8. valenciano el

    ya dije en su momento que la leyenda de la decadencia de los pesados empezo cuando los yankees empezaron a perder su supremacia,primero con lennox y despues con los pugiles del este. Ellos son los dueños de los medios de comunicacion y el marketing,asi que cuando no pintan nada en un deporte o en una especialidad de repente esta ya no es interesante,no nos engañemos,los klistchko son muy buenos y no solo le ganan a todos los yankees del momento,le hubieran dado una paliza a todos los anteriores campeones yankees de los pesados,lo que ocurre es que antes de la caida del bloque sovietico solo podian ganarles en el amateur.

  9. Bernardo, 100% Nacionalista Mexicano. ¡Y Que! el

    Pero que deciz vozotroz, ¡¿eztaiz locoz?! ¡Rediez! Ezperad a que loz come perroz: Dopacquiao y Dopanaire lleguen a la divizion de los mantecozoz y entoncez hablaremoz.

  10. Totalmente de acuerdo contigo valenciano! No se puede explicar mejor y más claro.

  11. TEKNOMAN el

    A NADIE LE IMPORTA ESTO.MAMEMEN EL BICHO CHORROS DE NACOS DE MIERDA HIJOS DE PUTA ODIO A MEJICO

  12. Bernardo, 100% Nacionalista Mexicano. ¡Y Que! el

    Solamente se odia lo que no se puede siquiera a el aspirar ser.

    ¡VIVAN MEXICO Y KATALUNIA!

  13. ¡Pobre teknoman! Solamente se odia lo que no se puede ser o alcanzar. Ni modo no te tocó el honor de ser mexicano. No eres heredero de la “Raza Cósmica”, como nos llam´+o el gran filósofo José Vasconcelos. ¡¡¡¡VIVA MÉXICO!!!!

Dejar una Respuesta