“NUNCA VI UN BOXEADOR ARGENTINO CON ESTILO CUBANO”

0

Roberto Ruiz

Aprovechando su llegada a La Pampa para trabajar en la preparación de Mónica Acosta que combatirá por el Título Welter Jr. del Consejo Mundial el próximo 19 de junio, VOCES DEL CUADRILATERO dialogó con Roberto Ruiz, uno de los más importantes entrenadores del boxeo argentino por estos tiempos.

¿Cómo está Mónica que ahora trabaja bajo su tutela?
Está muy bien y espero que el próximo 19 se consagre en General Villegas, que La Pampa pueda tener una campeona del mundo, para eso trabajamos durísimo, está un par de kilos arriba de su categoría por lo que entiendo llegará cómodamente a las 140 libras.
¿Qué reflexión le merece la actualidad del boxeo nacional?
No está pasando por un buen momento, no hay muchas figuras, pero quienes estamos dentro del boxeo trabajamos con la esperanza de que surjan nuevos valores.
¿A que se debe esa falta de figuras?
Fundamentalmente a la parte económica, el boxeo es un deporte que requiere de mucho esfuerzo y sacrificio, pero si un boxeador hoy en día no trabaja en otra cosa no puede vivir, mas aún si tenemos en cuenta que generalmente los boxeadores son gente muy humilde. Dedicarse solamente al boxeo cuando hay que alimentar, vestir, sostener económicamente a una familia es muy difícil si no se tiene una ayuda que le permita dedicarse de lleno al boxeo.


Hoy por hoy el boxeo como cualquier deporte de élite se ha transformado en un espectáculo en el que se invierte mucho dinero ¿A que se debe que a los boxeadores le queden bolsas tan pobres?

Las personas indicadas para responder eso son los promotores, ellos arman a veces festivales importantes pero son pocos los boxeadores que están en esas carteleras y muchas veces manejados por ellos mismos, el resto no tiene el lugar que merecen para poder mostrar sus condiciones. Por otra parte los promotores le manejan la carrera deportivamente hablando al boxeador pero con el resto de su vida se tiene que arreglar como pueda.
El boxeador necesita ayuda y eso no es regalarle una remera, como todo deportista de alto rendimiento tiene que abocarse a su entrenamiento de lleno y no estar pensando que al día siguiente tiene que salir a ganarse el pan para el y su familia.
¿Qué el boxeador cobre bolsas pobres se debe a que para muchos pelear es una “changa”?
No sé si llamarlo “changa”, pero hay muchos chicos que tienen condiciones pero no pueden explotarlas por la situación que marcábamos, no están bien entrenados, bien alimentados y eso los va perjudicando en la carrera. Creo que podríamos decir que el boxeo es una changa si lo que gana le alcanzara para vivir unos días, pero con lo que cobran no creo que ocurra.
¿Por qué se ven tantos combates con poca equivalencia?
La verdad que viendo las peleas que se dan la equivalencia no es respetada pero bueno, muchas veces el boxeador necesita pelear por lo que le paguen, sea poco o mucho, porque es una entrada más de dinero que tiene. Eso no le conviene a nadie, porque al boxeador que le hacen la carrera con esos rivales llega a los primeros planos sin esfuerzo, sin crecimiento y cuando llegan al campo internacional se encuentran con otra realidad. No se puede criticar a quien pelea por necesidad, pero esas peleas solo sirven para inflar record. Estas situaciones nos han llevado a que cuando los boxeadores argentinos suben al avión en la gran mayoría de los casos sabe que van a perder.


¿Quedan pocos maestros en el boxeo argentino y usted es uno de ellos?

No se si quedan pocos o no, tengo la suerte de estar con ganas de transmitir lo que he aprendido, que mis boxeadores sepan caminar, que sepan defenderse, que boxear no solo es tirar golpes, que existe un técnica, que se debe contar con recursos, que tengan respeto por el público cuando suben arriba de un ring.
¿Cuándo un boxeador va al exterior sabiendo que no está preparado, quien hace negocio?
Al boxeador le conviene ya que la bolsa que recibe es mas importante que en el país, pero creo que el negocio no es para el boxeador.
¿Hoy cuesta mas mantener a un amateur dentro del gimnasio?
Sí cuesta, ser boxeador no es fácil, requiere de mucho esfuerzo, mucha conducta y hoy quizás no tienen la misma dedicación que hace algunos años. Además se necesita acompañamiento de la familia y muchas veces eso no es fácil que se dé por la misma situación que hablábamos al principio.
Otros casos son los que creen que darle comodidades al boxeador es darle apoyo y eso no es así, muchas veces el boxeador deja de entrenar porque no tiene plata para llegar al gimnasio.
¿El estado acompaña al boxeo?
No, el estado nunca apoyó al boxeo, ni cuando yo peleaba ni ahora, pero eso sucede con todos los deportes, insisto para practicar deporte no alcanza con comodidades. Yo soy entrenador, es mi vocación, lo que hago lo hago con gusto, pero nunca nadie se me acercó para preguntarme si precisamos un par de guantes, un cabezal, una coquilla, nada. Cuando el boxeador es famoso, cuando se consagró entonces sí aparecen muchos para la foto, pero para llegar tuvo que rebuscárselas como pudo.
Pero esto no solo es responsabilidad del estado, también de las autoridades deportivas, de los que manejan los medios también.
¿Puede cambiar el boxeo argentino a partir de la llegada de Sarbelio Fuentes?
Cuba tendrá un boxeo olímpico importante pero la verdad creo que en la Argentina no tiene lugar, nunca vi un boxeador argentino con estilo cubano.
Yo no estoy de acuerdo con que se lo traiga, puedo estar equivocado, pero mientras tanto quiero que me digan que boxeador se adaptó a él; creo que en nuestro país hay entrenadores capacitados para el boxeo olímpico, pero no conozco boxeadores a los que les interese ese estilo de boxeo.
¿Al amateurismo que le hace falta?
Competencia y para eso hace falta ayuda para aquellos que organizan festivales amateurs, para los que enseñan boxeo y para los que lo practican. Hoy en día es muy caro montar una velada, hay que alquilar el salón, el ring, las sillas, todo y la situación económica complica cualquier cosa que se intente.

Compartir.

Dejar una Respuesta