Del Baúl de los Recuerdos....

Temas históricos, reseñas de boxeadores...
Avatar de Usuario
enrike007
Mensajes: 1544
Registrado: Lun Oct 24, 2011 9:07 am

Re: Del Baúl de los Recuerdos....

Mensaje por enrike007 » Jue Jul 24, 2014 10:01 am

ANTONIO LUCERO , EL KID CACHETADA

Imagen


El mediano mendocino Francisco Antonio Lucero, más conocido como “Kid Cachetada”, se convirtió en una de las leyendas más grandes del boxeo argentino de las décadas del ’40 y del ’50.

Lo llamaron así porque se decía que tenía puños de algodón, que pegaba con los guantes abiertos y que al no golpear con los nudillos sus manos carecían de la potencia necesaria para llegar al KO. Sus envíos eran como “cachetaditas”, como “bifecitos”, que no conmovían el rostro del adversario.

Se señalaba además que por su particular estilo se veía obligado a ganar las peleas por puntos, al no poder definirlas por la vía rápida. Lo demuestra su récord como profesional, porque de 111 combates, de los que apenas perdió 8, solo 3 veces pudo definir el pleito de modo categórico.

Igualmente fue un pugilista respetado y admirado en los tiempos del desaparecido Babilonia, que ubicaba en el callejón Pardo y la calle San Juan de ciudad, frente al edificio de los Baños Municipales, cuando referentes como Pascualito Pérez, Fernando Stefanelli, Dionisio Romero, Osvaldo Paredes, Luis Rosales, Diego Corrientes, Valeriano Mesa, Juan Oviedo, Alfredo Lagay, el llamado Tapirón Ramírez, Héctor Mora, Mario Díaz, Francisco Gelabert, Raúl Pavito Vargas, Luis Cirilo Gil y Alejandro Lavorante -que prontamente se radicó en los Estados Unidos- comenzaban a escribir las primeras páginas de oro del boxeo mendocino, que se prolongarían en los años ’60 y ’70 con tanto brillo y esplendor.

Carlos Bermejillo e Ismael Omar Dabín aún recuerdan su particular estilo y evocan con nostalgia que sus brazos largos operaban como agujas que tejían una telaraña que por lo general terminaba por maniatar y envolver al oponente, al que hábilmente atraía al cuerpo a cuerpo. Se convertía entonces en el dominador del ring, imponía la media distancia y manejaba la pelea casi a voluntad, pero sin llegar al KO.

Con su memoria intacta, comenta don Omar que “‘El Kid’ peleaba a su antojo, se desplazaba como el más avispado de los zorros y administraba sus energías con astucia y precisión. Se movía sigiloso, adormecía a los rivales, regulaba muy bien el aire y siempre hacía la diferencia para ser declarado vencedor por puntos, normalmente con el fallo unánime de los jurados”.

En aquella incipiente época de los ’40, germinaba en Mendoza la semilla de la enseñanza del boxeo que habían dejado recordados maestros como los franceses Charles Perrín, Luciano Chavrín y Abel Bersac, el inglés Jack Murray, el belga Armando Shaker y el cubano Cirilín Olano.

La historia

“Kid Cachetada” había nacido en Guaymallén el 13 de agosto de 1913-la misma fecha en que nació don Paco Bermúdez, como recuerda Carlos Bermejillo- y falleció el 2 de setiembre de 1998 a los 85 años de edad. Se había iniciado a los 15 años en el Club Sportivo San José bajo la dirección de Pedro Dallarole, al que cariñosamente nombraba como “Don Pedro”.

En su etapa inicial como amateur había disputado nada menos que 330 combates. En sus inicios había forjado una gran relación con Valeriano Mesa, con el que salía a correr por distintas calles de Dorrego como Lamadrid y la misma Dorrego cuando el día nacía y aún era de noche. Se recuerda su debut en el campo rentado frente al sanjuanino Roberto Entz la fría noche del sábado 25 de junio de 1939, al que vencería por puntos en fallo unánime.

Derrotaría luego de manera sucesiva a Martín Villalba, Eugenio Ariandis, Aarón Nowina, Higinio Núñez, Aníbal Sánchez, Reynaldo Buides Mora, Roberto Carrillo, Tito Soria, Francisco Suárez y Víctor Castillo, siempre en el viejo Babilonia, el gran escenario boxístico de esos tiempos. Hasta que se le abrieron las puertas del Luna Park, donde realizó combates memorables ante adversarios de la jerarquía de Eduardo Lausse y Mario Díaz, a los que les ganó pero con los que también perdió.

Acaso en la época dorada de los medianos, cuando, entre otros, sobresalían Rafael Merentino -derrotó al mendocino por KO en el 2do. round el 10 de setiembre de 1950-, Ricardo Calicchio, el temible Pedro Cobas -conocido por su furia como “El Cañón del 42”-, Alberto Daher, Juan Oviedo, Conrado Vera, Antonio Cuevas, Alfonso Senatore, Juan Carlos Ceballos, Dogemar Martínez, Smilton Soles y el cordobés Antonio Pángaro. Además combatió en la Plaza de Toros de Acho, en Lima, Perú, y en el Teatro Caupolicán de Santiago de Chile, donde enfrentó al local Humberto Loayza (1-4-52).

El periodista especializado en boxeo Pablo Augusto Rodríguez trae a la memoria una de sus victorias más significativas, cuando superó nada menos que al gran Eduardo Lausse en el estadio de Corrientes y Bouchard: “Cachetada lo bloqueó desde el comienzo, lo trabajó en el cuerpo a cuerpo y en la media distancia. Lo envolvió en su red, lo anuló, nunca le permitió sacar esa izquierda poderosa que tenía".

"El Zurdo jamás le encontró la vuelta a esa pelea, que “El Kid” ganó de manera magnífica por puntos. Sin embargo, el mendocino nunca pudo progresar en esa categoría, en la que había una sola manera de continuar en los primeros lugares del ranking: pegar lo más fuerte posible. Lucero no pegaba con los nudillos, lo hacía con las manos abiertas, sin demasiada potencia, por eso se decía que tenía puños de algodón. Igualmente, fue un grande y se convirtió en leyenda”.

Avatar de Usuario
enrike007
Mensajes: 1544
Registrado: Lun Oct 24, 2011 9:07 am

Re: Del Baúl de los Recuerdos....

Mensaje por enrike007 » Jue Ago 14, 2014 2:23 pm

No nos olvidemos de José Luis Ramirez

Cuándo se habla de los grandes púgiles en la historia del boxeo mexicano e inclusive del boxeo latinoamericano, son varios los nombres que se nos vienen a la mente.

Pero por una u otra razón, olvidamos y de manera injusta el de José Luis Ramirez.

Desconozco a que obedece esta injusticia, si tomamos en consideración que Ramirez combatió en 111 ocasiones de las cuáles venció en 102 de ellos con la impresionante cifra de 82 nocauts.

Quizá sea su falta de carisma, o tal vez el que haya sido contemporáneo de figuras de la talla de Julio César Chávez,Hector Camacho o Pernell Withaker....Pero el nombre de este verdadero guerrero suele perderse entre tanta figura del boxeo latino y mundial.

La primera prueba de fuego le llegó cuándo contaba con apenas 19 años y 4 meses, nada más y nada menos que contra Ruben Olivares, uno de los más grandes púgiles que haya dado el boxeo mexicano y Latinoamericano.

El Púas, al momento de la pelea era ya hace rato un tipo con experiencia, oficio, y dos Titulos Mundiales.Fue demasiado para el novel Ramirez que sucumbió por nocaut al segundo round.

Continúo trabajando duro,y una seguidilla de triunfos lo pusieron frente a otra leyenda del boxeo mundial,el nicaraguense Alexis Arguello,quien coincidentemente también con dos coronas mundiales a cuestas lo derrota en fallo dividido.

Ocho meses más tarde, se veria las caras contra el italoamericano Ray " Boom Boom " Mancini,quien derrota en decisión unánime al corajudo zurdo mexicano.

A pesar de estas derrotas, la imágen que dejó Ramirez fue buena,la de un boxeador dificil de doblegar...La gran oportunidad estaba por llegar.

Fue el 1 de Mayo de 1983, frente al desaparecido boxeador de Puerto Rico, Edwin Rosario, que Ramirez tiene su primera chance mundialista, pero no le alcanza y es derrotado por decisión unánime.

18 meses más tarde, se concreta la revancha, y esta vez José Luis no deja escapar la oportunidad y despeja cualquier duda noqueando al "Chapo" en 4 vueltas.

Lamentablemente poco le duraria la faja al mexicano,por que nueve meses más tarde y a la primera defensa la pierde frente a Hector "Macho" Camacho, por un categórico fallo unánime.

Seria esta una de las razones por las que Ramirez no llegó al corazón del fanático?....Lo consideraban un Campeón efímero?

Un par de años más tarde tendria una nueva oportunidad, esta vez el rival era el irregular púgil guyanés Terrence Alli, a quien vence por puntos, recuperando el cinto mundial que le habia arrebatado el Macho Camacho dos años antes.

Defiende su Titulo en dos ocasiones, la primera de ellas ganado por nocaut al duro Ugandés Cornelio Boza Edwards, a quien de paso manda al retiro, y luego derrota en fallo dividido a Pernell Withaker, logro no menor si consideramos que Withaker es uno de los mejores peleadores defensivos de la historia.

El combate que le pudo haber dado la fama eterna llega el 29 de Octubre de 1988, fecha en la que salta al ring para unificar las coronas de las 135 libras frente a Julio César Chávez.

Ninguno queria esta pelea ya que los unia una gran amistad,inclusive eran ( o son ) compadres,pero bastó una gran suma de dinero para cada uno ( un millón de dólares ), para que se decidieran a enfrentarse.

Fue una batalla accidentada que finalmente se llevó JC por decisión técnica en el décimo primer asalto, llevándose de paso toda la fama, toda la grandeza en aquella noche mexicana.

De ahi nada fue igual para Ramirez,quien luego de esta importante derrota,y luego de una victoria intrascendente,recibe una nueva oportunidad mundialista de manos de Pernell Withaker quien lo vence de manera categórica.

A principios de los noventa decide subir a los Welter Jr.enfrentando al argentino Juan Martin Coggi, quien lo derrota por fallo unánime, seria la última vez que Ramirez subiria a un ring,contaba con sólo 32 años.

Que le faltó a Ramirez para consolidar su carrera, para lograr ese plus que han tenido otros púgiles latinos...Carisma?,un reinado más prolongado?

Sea cuál sea la respuesta, creo que no nos podemos olvidar de este verdadero guerrero azteca, que enfrentó a lo mejor de su época....ganó y perdió, pero siempre dejó el corazón arriba del ring.


saludos

T-100
Mensajes: 214
Registrado: Mar Jul 01, 2014 4:06 am

Re: Del Baúl de los Recuerdos....

Mensaje por T-100 » Sab Jul 11, 2015 5:22 am


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado