El boxeo hizo vibrar a Cartagena de Indias

0

Por Kevin Bello

La velada mixta internacional de boxeo “Primero La Gente” deslumbró a los adeptos de esta disciplina, quienes asistieron masivamente a la Plaza de Canapote, en Cartagena de Indias, y se deleitaron con el desarrollo de una cartelera que colmó  las expectativas, devolviéndole al deporte de las narices chatas un hálito de relevancia y el acercamiento visionado para sus fieles, a través de la confección del programa de carteleras rotativas implementado por la Alcaldía Mayor de Cartagena de Indias, el Instituto Distrital de Deportes (IDER) y la Corporación Deportiva-Cultural Región Caribe.

El telón se abrió, la campana sonó, y en el entarimado se vio la acción de seis pleitos electrizantes, que desataron la algarabía de un público sediento de un evento boxístico cargado de la acción que se vivió en la noche cartagenera.

En el duelo central de la cartilla, en la categoría supergallo 122 libras, los experimentados Luis “Surtigás” Meléndez y Hugo Berrío, protagonizaron una lidia sin tregua, de ráfagas ininterrumpidas, y dominio intercalado. Ambos a través del dictado de su cátedra de repertorio técnico, dieron una exhibición de boxeo depurado, llevando la expresión pugilística a un arte de pinceladas sobre el lienzo del ring. Berrío, aguerrido, punzante y vertical, soltó una catarata de golpes en el noveno episodio que hicieron besar a la lona al ex combatiente mundial Meléndez, quien alentado por su público y sostenido en su gran preparación físico-técnica, supo darle vuelta imponiendo su ritmo y distancia, y conquistando a los jueces con un unánime 96-94, 96-94 y 97-94, para sellar una victoria remada y labrada en diez sofocantes asaltos. De esta manera el curtido pegador cartagenero, de 36 años, elevó su foja a 46 triunfos, 10 derrotas, 1 empate y 34 KO, mientras que el púgil samario tuvo su sexta mácula, tras 20 triunfos, 1 empate y 12 KO. El duelo dejó opiniones divididas sobre la decisión y se teje una posible revancha entre ambos boxeadores.

Por otra parte, en la categoría pluma 126 libras, duelo pactado a 10 rondas, siendo uno de los combates internacionales de la noche, el “trotamundos” venezolano Hermin Isava (10-10, 5 KO) realizaría su segunda presentación en Colombia, tras enfrentar al ex monarca mundial Jonathan “Momo” Romero, siendo el escollo en esta oportunidad del bonaverense Wallington Orobio (15-1-1, 12 KO), quien tuvo que remar y sortear con todo su recital de boxeo la resistencia del púgil veneco. Orobio, de 30 años, salió airoso en una votación unificada de los jueces, 98-92, 100-97 y 97-93, y ratificó porque es uno de los pegadores con mayor proyección internacional en Colombia, superando a un veterano, exhimio y digno rival, como el caso de Isava, quien se vio afectado en los primeros asaltos por una herida en el párpado de su ojo derecho, atenuante insuficiente para no dejar sus restos en el entarimado, empujando el pleito hasta la última campana y su esfuerzo lo recompensó el público con la ovación ofrendada

Sólo tres asaltos le bastaron al tolimense Belmar Preciado, para alargar su invicto en su palmarés profesional, luego de sedar al púgil de Cabimas, Venezuela, Yenrry “Cabuya” Bermúdez, en el duelo más efímero de la noche. De esta manera Preciado, de 27 años, oriundo de Ibagué, estira su foja inmaculada a 12 combates, 9 de ellos a través del nocaut.

En otro de los duelos, esta vez en la categoría welter junior 140 libras, a 8 rondas, Pascual Salgado (12-6, 8 KO) superó por decisión unánime al experimentado pegador de Canalete, Walter Estrada (46-20-1, 30 KO). El púgil de origen palenquero, de 31 años, siempre marcó la iniciativa ofensiva, aunque discontinuo en su ritmo e impreciso en sus golpes, no dejó de lucir combativo, en una riña pareja y balanceada, por la veteranía de Estrada quien supo controlar los embistes de su rival, a través del manejo de las distancias y su boxeo cadencioso,  y en lapsos del pleito con su efectividad que lograba inquietar la defensa de Salgado. Fue una pelea sin claridades, donde el repaso no deja a un dominador absoluto de la misma, contrarieda versión la de los jueces que elevaron el brazo del palenquero con votación ruidosa de 78-74, 78-76 y 77-75.

El arjonero José Miguel “El Resorte” Payares venció por decisión unánime en 6 asaltos al loriquero Evaristo “El Caballo” Tordecilla, combate en la categoría ligero junior 130 libras. Payares, distanció un pleito a su dominio, creando un gran abismo técnico entre ambos púgiles, pero aún así no tuvo la eficacia ni la contundencia para sobrellevar a un incómodo y resistente Tordecilla, quien sostuvo la lidia hasta el episodio final generando un concierto de emotividad en los espectadores. Payares logró a través de la contundente votación (60-54, 59-54 y 60-54) su 12 victoria, tras 11 reveses y 8 triunfos por nocaut.

El cartagenero Carlos Sáenz, realizó su reaparición en los tinglados, tras una década de ausencia, dejando un registro loable de 8 victorias con solo una derrota (ante Vicente Mosquera en Panamá), pero debido a cuestiones con su apoderado se habría exiliado de la actividad pugilística. El pegador de 37 años, resurgió con una victoria por KOT5 ante el cordobés Julio César Pérez, luciendo su técnica higiénica y depurada, y aquellos atributos intactos de su boxeo clasicista retocado con cierta contundencia, aún así le costó los primeros asaltos hacerse con el ritmo del pleito debido a su evidente inactividad, que luego quedó reducida tras su contundente victoria.

De esta manera cayó el telón del primer acto de siete carteles programados en Cartagena de Indias, los cuales se desarrollarán de forma rotativa por las distintas localidades de la ciudad, teniendo como premisa el acercamiento del deporte a su gente, creando espacios de esparcimiento y fomentando la continuidad de esta disciplina. La próxima cartelera se estará llevando a cabo el 15 de abril en el barrio Blas de Lezo.

Compartir.

Dejar una Respuesta