LITERATURA Y BOXEO: Licencia 1070

2

Por Ariel Lomasto

De-puñetazos-y-autopiasDía a día, por suerte, surgen nuevas expresiones artísticas que ligan al boxeo con las artes, en especial con la literatura. Pero pocas de esas obras dejan un mensaje tan claro como la que hoy nos ocupa, mensaje que escapa al ámbito pugilístico para trasladarse a cualquier aspecto de la vida imaginable.

De Puñetazos y Utopías de Abel Celestino Bailone es una autobiografía que además tiene matices de ensayo y de investigación. Ensayo porque el autor “interpreta” el deporte, expresa su punto de vista sobre la actividad y deja flotando y abierta la puerta para  la reflexión del lector;  investigación porque muchos de los datos sobre el noble arte, como testimonios de extraordinarios periodistas, relatos de escritores famosos, poemas, etc., etc., son extremadamente valiosos desde el punto de vida histórico.

Abel Bailone nació en Córdoba (en la ciudad de Almafuerte), Argentina, el 19 de diciembre de 1952 y recide en Villa Mercedes, San Luis. Su campaña como boxeador amateur se inició en 1972 con un empate frente a Alberto Guzmán; como profesional su primera salida fue en 1976 y venció por puntos a Rosendo Toledo, todo en Villa Mercedes. Llegó a Campeón Argentino y Sudamericano de la categoría medio pesado (en 1978 y 1979 respectivamente) pero tuvo que resignar ambos cetros en 1982 por desprendimiento de retina. Parecía que la historia terminaba pero resulta de su relato todo lo contrario: la vida a partir de ese momento recién comenzaba…

Cada fragmento leído en De Puñetazos y Utopías es un estímulo a la dedicación, a la fuerza de voluntad, a la vida sana y al sacrificio que cada actividad, no sólo deportiva, requiere para conseguir los logros fijados,  incluso para la formación de una familia. Y ese es el objetivo luego que el boxeo pasó a ser historia en la vida de Bailone: su familia, su bienestar y su consolidación como estructura social básica.

Acompañan al texto varias fotografías que ilustran y enriquecen la obra. Todo encuadrado en una presentación que pocas veces se ve en los tiempos actuales: tipo de letra, encuadernación, gramaje y calidad de papel e ilustración de tapa, hacen muy agradable la lectura.

“Ya no tenía las quijotescas quimeras de mi juventud, y sí tenía obligaciones y deberes; hijos muy jóvenes, a los que quería y debía educar, proporcionarles una carrera universitaria, deseos de cualquier padre que se precie de tal. Ya sin las ambiciones deportivas de mis juveniles años, que creía poder llevarme el mundo por delante, ahora prevalecía la responsabilidad familiar, lograr un bienestar para mis hijos, contaba para ello con la ayuda incondicional de mi esposa Luisa…” textual de la página 205; la respuesta puede leerse y verse más adelante en el libro cuando años después algún reportero gráfico retrató a una familia formada por mamá Luisa, sus dos hijos (Matías Sebastián abogado y doctor en Derecho Penal y  Ana Verónica, abogada y notaria) y papá Abel.

Utopías, ilusiones, ambiciones o deseos: ¡Logrado está¡ Abel Celestino  Bailone titular de la Licencia Profesional número 1070.

Ariel Lomasto

lomastoariel@yahoo.com.ar

Compartir.

2 comentarios

  1. ignacio Martín el

    Muy buena la literatura relacionada con el boxeo, un género en sí misma.

Dejar una Respuesta