Hovik: “No puedes boxear ni vivir si no estás anclado al suelo”

6

Por Pablo Sierra del Sol 

hovik

Es imposible no fijarse en Hovik Keuchkerian Burgui cuando pasea por las calles del madrileño barrio de Hortaleza. No solo por sus 191 centímetros de estatura y su voz profunda y rota. A Hovik, allí, parece conocerlo todo el mundo.

 

 Y él parece conocer a cada uno de los vecinos. Para ellos sigue siendo “el chico del gimnasio”; el HK, un centro deportivo que abrió hace casi 19 años. Que sus monólogos los hayan visto millones de personas por Internet, haber filmado cinco películas o haber sido nominado a los Goya como mejor actor revelación por Alacrán enamorado son historias que no le han cambiado. Eso lo corroboran las camareras de la cafetería donde suele desayunar o los hermanos Gómez, que regentan junto a su padre un restaurante cercano en el que Hovik tiene licencia para meterse tras la barra. Tuvo que pasar por el boxeo y ser dos veces campeón nacional de los pesos pesados para descubrir que el de actor es el traje que mejor le sienta. Entre medias, sufrió una adicción al alcohol que superó subiéndose a un escenario para recitar monólogos con altas dosis de poesía, otra de sus grandes pasiones. “Poesía tiene el boxeo… y los toros”, avanza. Golpe de campana e inicio de una entrevista de varios asaltos. Se pretendía hablar del boxeador y su mundo, pero se acabó conversando sobre el arte de vivir. Sin perder de vista el cuadrilátero.

Te gustan la tauromaquia y el boxeo. Las fotos de un torero y de un boxeador de juerga siempre van a vender. ¿Fama injustificada?

–La del torero no la conozco tanto; sí que tengo amistad con alguno y sé que se aislan de todo para preparar la temporada y entrenan y entrenan. Flipas. Es como esos actores que se encierran en su mundo para preparar su personaje. La preparación de un boxeador no es que sea dura, para mí es la más completa –fisica, mental y emocionalmente– a la que se puede someter un deportista. ¿Que son golfos? Y te pregunto yo: ¿Es golfo el ser humano? Eso me toca mucho la polla. ¿Qué te importará lo que haga yo? ¿Qué soy? ¿Boxeador, cómico, actor…? Lo que sea: ¿de qué hora a qué hora? Esa es la parte profesional, pública. ¿Qué cojones te importará lo que haga en mi vida privada? Como si me quiero meter un puerco espín epiléptico por el culo. Cállate. ¿Soy educado? ¿me comporto correctamente con mis iguales? ¿Cumplo? ¿Hago mis doce rounds y tú has pagado y te lo pasas bien, haya ganado o haya perdido? Pues eso es. Ahora, te digo una cosa, o te vas de juerga y eres un golfo o boxeas, las dos cosas no pueden ir de la mano. Por lo menos en mi caso cuando boxeaba me dedicaba a boxear, punto. Hasta los 31 años estaba limpio de todo. Me cansa mucho ya esa fama y esa imagen del boxeador golfo. Hace mucho que pasé página en ese sentido. La mayoría de gente que opina sobre el boxeo ni conoce el boxeo [como deporte]ni conoce el mundo del boxeo. Ya no me afecta.

¿Son artes políticamente incorrectas?

–La política es políticamente incorrecta. Lo que sé es que tú ahora mismo te pegas con este señor [señala a uno de los clientes de la cafetería en la que transcurre la entrevista] y dudo que lo vean mil millones de personas en todo el mundo y generen millones y millones de dólares en pay per view. Ahora súbeme a Manny Pacquiao y a Juan Manuel Márquez por quinta vez en un ring. ¡Se para el mundo! ¡De cabo a rabo!

¿Y por qué esa mala fama? CONTINUAR

Compartir.

6 comentarios

  1. Sm0k1nJ0eFr4z1eR el

    La muestra perfecta,de ke un boxeador o exboxeador,puede ser una persona educada,culta,respetuosa,y triunfar en otros sectores de la vida,jejeje no todos son mafiosos o expandilleros,me encanto la entrevista ke le hicieron en marcatv,me parecio un tio muy agradable y ke decia cosas interesantes por ultimo recuerdo ke me.sorprendi muxo al descubrirlo en la serie española hispania…..

  2. Gran entrevista, la pena es que en España hay muy pocos boxeadores y cuando fue campeón de España de los pesados solamente había dos en la categoría de los pesados.

    Sin tener rivales para entrenar y es imposible llegar alto, o tienes una buena promotora o pese a tener un buen record retirarse, acabó con un récord de 16-1 con 15 nocauts. http://boxrec.com/list_bouts.php?human_id=25770&cat=boxer

  3. Recuerdo cuando salía en vía digital como comentarista con Ugarte, Guzman y Azpitarte, se le daba bien hablar y mira por donde acabó haciendo grandes monólogos.

    Una vez retransmitiendo un combate desde el Madison dijo en un par de años estaré peleando en allí pero su sueño no se cumplió.

Dejar una Respuesta