Un virtuoso del ring: Luis Manuel Rodriguez

12
fdsfsPor Andrés Pascual

Luis Manuel Rodríguez esta en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional porque le sobraron condiciones como pugilista excelso. Para los cubanos de antes del castrismo, Luis Manuel fue considerado “un profesor” del difícil “arte de dar y que no te den”, circunstancias ya casi olvidada en el boxeo de hoy.

El nativo de Camaguey, Cuba, fue un boxeador prodigioso que tuvo la disposición natural e intuitiva de los inmortales de Fistiana para situarse en ángulos invulnerables y colocar al oponente en territorio de franca inferioridad e indefinición: fue un estratega eminente a quien su instinto le convirtió en un verdadero “cirujano del ring”, calificativo manoseado en exceso en estos tiempos.

Luis Manuel Rodríguez no fue un boxeador en el sentido cavernícola de la palabra; no fue un pugilista como, digamos, Florentino Fernández, que arriesgaba 6 o 7 rounds al regalarle al contrario manuales de aburrido tecnicismo en las tarjetas judiciales a la espera de la brecha defensiva por donde descargar su poderoso hook de mano izquierda, demoledor y salvaje, casi irremediable de intención homicida.

El camagüeyano hizo del boxeo un espectáculo de ciencia depurada, de virtuosismo y magia para la concurrencia y, eso, como a Chocolate en su época, le convirtió en un artista del ring.

No se corono campeón mundial de peso welter en 1959 o 1960, por el relajo que todavía son los rankings del boxeo: de manera absurda, desde la posición # 9 en el escalafón, llego su compatriota Benny Paret a una pelea titular contra Don Jordan para proclamarse campeón mundial de las 147 1/2 libras y, en rápida revisión de los récords de ambos, se observa que el camagüeyano había derrotado dos veces al villareno y no fue sino hasta 1963 que Luis Manuel tuvo la oportunidad titular contra Emile Griffith, a quien derroto en muy peleados 15 rounds, en cartelera celebrada en Los Ángeles y que se promociono como “La Noche Cubana”, porque también gano Ultiminio Ramos la faja de los plumas al derrotar en pelea sangrienta y trágica a Davey Moore quien, a consecuencias del castigo que le infirigio el poderoso cubano, se convirtió en la segunda fatalidad que, por efecto de sus golpes, lograba el matancero; la primera, en La Habana, “Tigre” Blanco.

En 1959 y 1960, Luis Manuel Rodríguez era el primer contendor de la revista The Ring, a la sazón, quien confeccionaba los rankings oficiales; pero Luis Manuel no tuvo “amigos” que le ayudaran-léase mafiosos y raqueteros-, digamos que como el propio Griffith a quien manejaba desde las sombras Ted Brenner, entonces matchmaker del Madison Square Garden; o como Chocolate durante la década de los veintes, que tenia detrás a Jess McMahon, una especie de controlador a la silenciosa de su carrera en Norteamerica, quien trabajo al lado de “Pincho” Gutiérrez durante la efimera etapa gloriosa del Kid cubano en riñes de por acá.

Tres meses después de ganar la corona welter, Luis Manuel perdió ante el propio Griffith el cinturón en pelea tan controversial que, para muchos periodistas del sector, fue un robo lo que le hicieron. Se dijo incluso por esa época que, en todas las peleas que efectuaron- cuatro en total-, Rodríguez saco ventaja ganadora contra el homicida de Benny Paret.

En 1959, el prometedor Cal Hubbard llego a Miami a una pelea contra Luis Manuel Rodríguez con la aureola de ser un contrincante serio en el escalafón, que nunca había caído a la lona; pero la ciencia de Luis Manuel fue demasiado y la colocación de los golpes en el lugar justo a base de combinaciones exquisitas le horizontal izaron por la cuenta irremediable. Jack Kearns, que manejo las carreras de Jack Dempsey y Archie Moore y estuvo presente en esta pelea, declaro: “…a ese hombre no se le puede pegar, si sube de peso, le puede ganar a Gene Fullmer…” Y Luis Manuel derroto durante su carrera a varios pesos medianos, no haciendo quedar mal al veterano manager.

Cuando invadió la división mediana, alcanzando el # 1 en el ranking, consiguió una pelea titular contra Nino Benvenuti, italiano y entonces campeón mundial que, entre otras cosas, fue al que Carlos Monzón le arrebato el titulo en 1970; pero en 1968 y después de darle una lección de boxeo a Benvenuti durante 13 rounds, Luis Manuel Rodríguez acuso en el ring el peor enemigo de un peleador: el cansancio y, al dejar abierta una brecha en su extraordinaria defensa, un gancho del italiano le noqueo.

Luis Manuel Rodríguez, orgullo de Cuba, perteneció al selecto grupo de boxeadores para los que su escuela ni esta en manuales; ni se aprende en gimnasios: se nace con ella; o no se alcanza.

El cubano, que tuvo uno de los mejores “jabs” de la historia del boxeo; que hacia alarde de su inteligencia, su instinto y su intuición en el ring; que caminaba sobre el encerado como muy pocos en la historia del boxeo, arranco del recientemente fallecido Hank Kaplan la siguiente opinión: “…Rodríguez fue el virtuoso mas poco valorado en el boxeo en todos los tiempos; pero, a pesar de eso, es una de las maravillas que haya pasado por la división welter…”

Entre las victimas de Luis Manuel Rodríguez se cuentan: Curtis Cokes-a quien Mantequilla Nápoles le gano el campeonato mundial en 1969-, “Huracán” Carter, Isaac Logart, Tony Armenteros, Chico Vejar, Benny Paret, Emile Griffith, Wilbert MacClure, Benny Briscoe, Rocky Rivero…hasta un total de 97 peleas ganadas, de esas, 47 por nocao en un total de 109 durante su carrera; perdió 11 peleas, cinco de estas por la vía del cloroformo y una inconclusa, contra Jose Hernández, en La Habana, al suspenderse el bout en el segundo round por lluvia.

El glorioso peleador cubano falleció en Miami durante la década pasada de complicaciones renales, derivadas de la diabetes.

Compartir.

12 comentarios

  1. Pavel Vargas el

    Ese fue un gran campeón y un gran amigo según las historias que he escuchado de personas que los conocían personalmente.

  2. Cualquier tiempo pasado fue mejor no…segun tu idealismo parcializado!!!….Mis padres y mi abuelo,lo admiraron e incluso me dijeron que Mohamed Ali,iba a sus entrenamientos y algo asimilo’ de su tecnica de desplazamiento,pero al final no tuvo suerte (aunque tuvo mas suerte que Beny Kid Paret)

  3. Me siento muy orgulloso de ser camagueyano, en estos momentos Camaguey es el campeon nacional de boxeo por equipos en Cuba.

  4. Fijenese si era buernisimo,q entre el Rigo y el feo esta complicado,la diferencia es q Rigo PEGA DURISIMO como un 140

  5. LORENZOLOLES el

    ¿ESTE BOXEADOR SI ERA DE VERDAD O ERA OTRO CORRELON COMO SU PAISANO LARA?

  6. saben porque no pelean entre cubanos porque en vez de pelea de box seria carrera de velositsas jijijijii

  7. marcial garfias lerma. el

    excelente boxeador y muy natural. lo que me sorprende es que siendo un peso welter les daba duro y tupido a los dela siguiente division. en la pelea con nino nunca vi un dominio por ningun lado, la pelea era muy cerrada. ni tampoco vi el cansancio. lo que vi fue un error garrafal por donde entro esa izquierda que lo KO.

Dejar una Respuesta