¿Sabe usted, cómo se evalúa la tarea del boxeador?

29

Por Chon Romero

¿ES DIFERENTE EN EL PUGILISMO, EL SISTEMA DE EVALUACIÓN PROFESIONAL QUE SE APLICA EN TODOS LOS DEMÁS DEPORTES?
Duran-Leonard-1Incursiono en este tema por comprobación de algunos trabajos apresurados y sin bases fundamentales de confianza pública, que nos  proporcionan dizques expertos seleccionando a los cincuenta y cien mejores pugilista del planeta. Y además, experiencias que hemos obtenido de comparaciones de pugilistas, con las opiniones y decisiones de aficionados, como también, periodistas deportivos, que en su mayoría nos confirman, que no saben y menos tienen ideas de cómo valorar a los atletas.

 

 

Para contestar la interrogante del intitulado de esta nota les adelanto que es un rotundo NO. La evaluación de cualquier deportista del orbe está plasmada en su rendimiento profesional que se detalla en su registro, expediente, palmarés o récord y no existe otro documento de comprobación más válido de hechos profesionales deportivos.

 
Paragonar o comparar dos deportistas con suposiciones sin comprobaciones, aplicando nacionalismo y fanatismo más que hechos, es tarea típica de los no prudentes que están distantes de cómo darle solución a casos de ésta índole, por desconocer el valor de la evaluación profesional.

 

Advertencia muy atinada es informarles que los registros, palmarés, expedientes o récord como prefiera usted nombrarlo, se lo hace el mismo deportista conjuntamente con sus asesores y nadie más interviene en esa tarea o faena.

 

Es por esa razón, que al final de la dura brega no se aceptan pretextos y no somos nosotros los aficionados los facultados para darle grado de calificación a los boxeadores, ellos mismos se los ganan y está bien documentado en sus cómputos, palmarés o registros profesionales.

 
El registro, expediente, palmarés o récord, como usted prefiera nombrarlo, es el currículo personal deportivo donde se examina y determina el grado profesional: excelente, bueno, regular o malo. Recuerde que es el documento que permite su contratación, ventas, canjes, degrado o bajas en el béisbol, fútbol, tenis, golf, boxeo y todos los demás deportes.

 

EJEMPLO PATÉTICO DEL VALOR Y DETERMINACIÓN DE LA EVALUACIÓN EN TODOS LOS DEPORTES. AQUÍ, INFORMO DE ESTADÍSTICAS DE VARIOS DEPORTES DE AÑOS PASADOS

 

Estando casi en la mitad de la temporada de baloncesto de la NBA del año 2010, las estadísticas que acumula cada jugador se registran para al final de la temporada se conocen sin disculpas algunos de los ganadores de líderes de la ofensiva o en puntos que lideraba Kevin Durant con 29 puntos por juego de Oklahoma City. Le seguían Amare Stoudemire de Nueva York con 26.3, Lebron James de Miami, con 26.1, Kobe Bryant Los Ángeles con 25.4 y Dwyane Wade de Miami, con 25.4. Son cómputos de puntos anotados a totalidad de juegos celebrados hasta hoy 8 de febrero de 2011.

 

En el departamento de asistencia lo encabezaba: Rajon Rondo de Boston con 12.4, seguido por Steve Nash de los Phoenix de Arizona con 11.1, Chris Paul de New Orleans con 9.8, Deron Williams de Utah 9.5 y John Wall, de Washington 9.1.

 

De la misma manera se llevan los cómputos en defensiva, bloqueos, robos, todos estos datos en conjunto definen al jugador más valioso de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) y premios singulares mejor anotador, mejor en rebotes, defensor, asistencia etc.

 

Finalizada la temporada de béisbol de las Grandes Ligas, rápidamente se conocieron a los ganadores de los premios CY Joung de la liga American y Nacional, por las estadísticas que se obtienen de jugadores y también por equipos. Félix Hernández de Venezuela, ganó el CY Young de la liga Americana ganando 13 juegos y perdió 12, que a muchos sorprendió, pero tuvo efectividad de 2.27 y ser el lanzador con más innings en la liga americana con 229.2 y quedó segundo en ponches con 232.

 

Superó a CC. Sabastia de los Yankees de Nueva York que ganó 21 juegos y a David Price con 19 triunfos de Tampa Bay.

 

Roy Halladay de los Filis de Filadelfia, ganó el CY Young de la Liga Nacional, con marca de 21 juegos ganados y 10 perdidos. 2.44 de efectividad en 33 aperturas. Lanzó 9 juegos completos, 4 blanqueadas y segundo en ponches con 219.

 

Además, se examinó promedio de carreras, ponches, base por bola y demás requisitos de la profesión para la selección de los merecedores de de los codiciados premios que se le otorga al mejor lanzador  de Las Grandes Ligas de Béisbol.

 

Así mismo y con la aplicación de las estadísticas se seleccionó al mejor bateador de la Liga Nacional de béisbol que fue Carlos González del equipo de Colorado con promedio de .336 y de la Liga Americana Josh Hamilton del equipo de Texas con promedio de .359. En el departamento de jonrones Liga Americana, José Batista del equipo de Toronto con 59 y Albert Pujols de San Louis, Liga Nacional con 42

 

¡Así de fácil se entiende en el béisbol y nada de complicarlo como nosotros en el boxeo, que medimos con el poder nacionalista y de popularidad¡

 

¿Por qué no podemos actuar con honestidad del mismo modo en el boxeo, si es igual el sistema de calificación de rendimiento profesional?

 

Como en todos los deportes la simpatía no determina en la selección de premios en el béisbol, fútbol, baloncesto, tenis, boxeo y todos los demás. Recordemos que en la selección del mejor jugador de béisbol del año 2005 estuvo muy competitivo y se lo ganó Alex Rodríguez al popular jugador David “Big Dady” Ortiz, por su mejores calificaciones o cómputos que aún siendo Rodríguez el jugador de béisbol más completo, Ortiz cobró mucho más simpatía a nivel nacional en Estados Unidos y ese don personal no suma ni resta en la producción atlética.

 

La simpatía deportiva sí se explota para contrataciones y más bien comercial. Las empresas gustan de hacer anuncios con personas que llamen la atención por ese don personal de la afinidad que por supuesto, deben tener buena conducta que es uno de los rígidos requerimientos para firmar pactos comerciales.

 

Prueba de ello es que Tiger Wood, ganaba $80 millones anuales haciendo publicidad, mucho más que lo que lograba por los triunfos en torneos de golf. Alex Rodríguez y David “Big Dady” Ortiz, también tienen anuncios nacionales de televisión, radio y gráficos.

 

Todo es muy claro y entendible, los cómputos, estadísticas, registro, palmarés o récord del historial de los distintos y miles participantes del torneo anual de béisbol nos arrojan calificaciones que determinan la calidad profesional de cada beisbolista y es el mismo control estadístico que se práctica en todos los deportes y el boxeo no es la excepción.

 

En el pugilismo nada es distinto, todo es igual y por tal razón se llevan y se conservan celosamente los registros del boxeador. Aquellas excusas que escuchamos y leemos de aficionados para acrecentar el valor de su favorito diciendo: “Mi boxeador era de mejor “punch”, más boxeador, ganaba con más facilidad, de mayor entrega y más agresivo”. Otros opinan: “Mi escogido era mejor por ser más defensivo y ofrecía mejor espectáculo”.

 

Así, como miles de decirse más sin entender de una vez, que todas las cualidades del boxeador están contempladas, reflejadas y caracterizadas en su hoja de rendimiento profesional en triunfos, derrotas, empates, calidad de contendientes y nocaut propinados, que determina las cualidades del pugilista y es la razón que es lo primero que examinan los asesores del boxeador, antes de aceptar o rechazar un combate para exigir paga y poner condiciones, conociendo las cualidades del contendiente por su registro profesional. Lo mismo se aplica para otros deportes para contrataciones, canjes, ventas y despidos.

 

En el deporte del boxeo usted es triunfador por una razón determinante y por otra es perdedor. No hay pretexto que surta efecto y es la realidad de los deportes, se gana o se pierde y lo demás son cuentos de periodistas y aficionados no prudentes ya que otra forma de calificar o evaluar   no existe. Jamás nadie se pondría de acuerdo con otros en opiniones debido a que todos inventan su historia y su método único muy personal, sin ninguna base de confianza y convencimiento público.

 

El sistema vigente de calificación o evaluación profesional se practica desde tiempos civilizados en todos los deportes y es de carácter universal. El valor del deportista de cualquiera índole es su producción o rendimiento profesional y no simpatía.

 

¿QUÉ REQUERIMIENTOS EXIGE LA EVALUACIÓN DEL PUGILISMO QUE NO SE CONTEMPLA EN OTROS DEPORTES?

 

En el béisbol se computa cuántos cuadrangulares conectó el jugador sin la reexaminación a qué lanzador se lo hizo, no importa si fue al peor o al mejor para sumar a su favor.

 

En el pugilismo es igual con la diferencia de la consideración del nivel pugilístico a quién se supera, para ganarse la inclusión a las clasificaciones mundiales de los distintos organismos, que para la integración se debe exigir la calidad o calidades de los púgiles derrotados. Y para ser honesto ninguna entidad pugilística en estos tiempos lo práctica. Hoy, obedece de quién te recomienda y cuántos combates tienes ganados sin importar la calidad de los contendientes.

 

Ahora, bien. En el pugilismo después de ganarse el monarcado de cualquiera división del boxeo, es cuando verdaderamente podemos ofrecer cómputos más aceptables de la calidad del paladín, por saberse por lógica, que tiene que enfrentarse a los 15 clasificados más destacados de su categoría por mandatos y exigencias de los reglamentos del boxeo y lógico, los bultos como los llaman los aficionados a los boxeadores sin calidades en esta etapa son menos.

 

Siempre he sostenido que para saber la calidad real del boxeador es en la época de sostenedor o campeón, donde nadie puede ofrecer rebozos de que se enfrentó a un poco de bultos o de pugilistas de bajo reconocimiento profesional, que es habitual y gaje de la profesión en los inicios. De monarca es el tiempo de disputar con los mejores.

 

No olvidemos que el éxito en el pugilismo depende más que a otro atributo al instinto y vocación, que hoy, ya poco se obtiene de nacimiento por ser deporte donde se logra la realización de una profesión más rápida y resuelve económico de prontitud. De ahí, que se haya convertido en refugio predilecto de jóvenes que no tienen apoyo para educación y peor aún, de los que viven sin la protección de un hogar.

 

La salud, asesoramiento profesional, pundonor y la durabilidad de la pasión del boxeador por su profesión complementa éxito total en el pugilismo, combinado con  instinto y vocación y la mayoría de las veces la divergencia de estas cualidades ofrecen fines inesperados de fracasos.

 

NADA MÁS VALEROSO EN LA COMPARACIÓN DE DOS DEPORTISTAS QUE SU RENDIMIENTO PROFESIONAL, PLASMADO EN EXPEDIENTES O REGISTROS A PERPETUIDAD. NO HAY OTRO ARGUMENTO QUE VALGA PARA ESTOS FINES

 

En mi país Panamá, usted hace una encuesta-que ya se ha hecho informal por periodistas extranjeros-de quién fue mejor boxeador de Ismael Laguna dos veces campeón mundial ligero y Roberto Durán, cuádruplo monarca universal, no le extrañe que seleccionen a Laguna por sus combates que fueron espectáculos que sólo se viven en la famosa calle de Broadway, Nueva York, por su pericia especial y única en faenas de arte defensivo que se pueden exhibir en museos y además, su firme apoyo general de reconocimiento de prócer del boxeo panameño.

 

Sin embargo, la verdad sin tapujos es que, Roberto Durán resultó ser mejor boxeador al final de la faena que mi ídolo e inspirador Ismael Laguna, aún teniendo más cualidades para la dura brega de boxear. Primero, la salud de Laguna se deterioró temprano en su afán, su pasión por el pugilismo fue poco duradera y sobre todo, disciplina limitó su producción atlética  que para conquistar cetro fue exitoso y dinámico y para exponerlo despreocupado e irresponsable.

 

Roberto Durán, tuvo más pundonor y realizó 12 defensas del título de los pesos ligeros y lo abandonó para combatir en la división de los pesos wélter. Además, dejó palmarés de 119 combates de los cuales ganó 103, perdió 16 y propinó 70 nocaut.

 

Ismael Laguna, dejó impronta de 75 refriegas de las cuales ganó 65, perdió 9 y empató 1 con 37 nocaut. Registro muy aceptable. Lo que difiere es que en los dos monarcados que logró de los pesos ligeros, el primero que ganó contra Carlos Ortiz lo perdió en la primera exposición con el mismo rival. En el segundo que lo extrajo de Armando Ramos  también claudicó en la segunda defensa contra Ken Buchanan y es evidente que fue gran pugilista pero, no buen sostenedor.

 

Orgulloso estoy como panameño y asiduo aficionado del pugilismo de que los dos- Laguna y Durán-, sus faenas están premiadas a perpetuidad al ser ensalzados al Salón de la Fama del Boxeo y ambos gozando de magnífica salud. Les deseo lo mejor paseándose por las calles de Panamá con el cariño y consideración de todos sus compatriotas y además, compartiendo recuerdos indelebles en feliz unión familiar.

 

AL ABARCAR EL TEMA MÁS CANDENTE DEL PUGILISMO: ¿QUIÉN HA SIDO EL MEJOR BOXEADOR LATINOAMERICANO?, LA MAYORÍA DE LAS NOTAS SON DE APASIONAMIENTO Y NO DE REALIDAD, POR NO TENERSE CLARO DE CÓMO SE EVALÚA EL DEPORTISTA

 

Como siempre, para estos menesteres donde recibo tantos oprobios de los que no están de acuerdo con la verdad comprobada y nunca podrán contrarrestarla, atención no les presto por cerciorarme que no miento y menos le levanto falsos a nadie, pero sí, con el firme deseo de esclarecer trápalas o mentiras en el pugilismo.

 

Justo y real sí lo soy, de lo que la gran mayoría no puede ser: aceptar triunfos y derrotas con hidalguía y más por el bien de nuestras disciplinas deportivas y de preferencia el boxeo.

 

Trato de satisfacer miles de correspondencias recibidas desde años, de distintos países del mundo, sobre el juicio que hice de la comparación de Roberto Durán y Julio César Chávez, hace ya cinco años y las exigencias, retos y aclaraciones que me solicitan trato de otorgárselas generalizando porque con otro sistema no terminaría la noble misión.

 

Cuánto quisiera que la distinción del mejor boxeador latino recayera sobre mi compatriota Roberto Durán, sin embargo, por ello no voy a mentir y menos a degenerarme que es la razón del por qué la disciplina del boxeo está sumida a constantes asechos por la corrupción del pasado y presente de este malogrado deporte.

 

Si vamos a practicar el pugilismo con el deliberado apoyo de protección y  concesión total del boxeador local, sin importarnos el desempeño del extranjero, el boxeo de competencia internacional desaparecerá como también el nacional y por ende la disciplina en totalidad.

 

El grito de los no circunspectos compatriotas y demás aficionados, es que a Chon Romero no le simpatiza su compatricio Roberto Durán. Para esclarecer verdades de cualquiera magnitud sin levantar falsos testimonios a nadie, aferrado a la verdad y a los hechos me enfrento hasta con el  presidente de mi país y les reitero, tengo muy buena relaciones con “El Cholo” Roberto Durán, cuando nos reencontramos compartimos, el conoce mi posición en esta disputa y prudente jamás me lo ha reprochado.

 

Y, en estas decisiones que hablan de vuestra honestidad como periodista deportivo, capacidad de análisis y comprobación de los hechos, no lo mezclo con familia, amistad, nacionalidad ni patriotismo. Trato de ajustarme a la verdad sin preferencias con opinión de respeto, lejos de anteponer lazos de afectos.

 

Ya con este tema he sido muy explícito y además, internacionalmente, he comprobado su merecedor. Si desea más detalles, además de las respuestas y comentarios que les hago a los que me indagan, investigue en Internet el nombre de este servidor y le mostrará los titulares escrito por Chon Romero y en el que se encuentra: ¿Quién fue mejor boxeador: Carlos Monzón, Roberto Durán o Julio César Chávez? Que seguro estoy resolverá todas sus dudas.

 

BOXEADORES LATINOS QUE SIEMPRE SON NOMINADOS PARA LA DISTINCIÓN DE MEJOR BOXEADOR LATINOAMERICANO SON: ALEXIS ARGUELLO, CARLOS MONZÓN, ROBERTO DURÁN Y JULIO CÉSAR CHÁVEZ

 

box_g_aarguello1_600El nicaragüense Alexis Arguello obtuvo tres títulos en diferente peso y son: pluma, ligero júnior y ligero. Realizó 3 defensas en los pesos pluma, 8 en los ligero júnior y 4 en los pesos ligeros. No perdió ninguno de sus monarcados conquistados, los dejó vacantes para reñir en otra división. Totalizó 15 exposiciones o defensas de campeonato mundial en global y terminó con expediente de 90 combates de los cuales ganó 82, perdió 8 y despachó a 66 oponentes por nocaut.

 

Se midió en su recorrido profesional con 14 ex monarcas del mundo en 16 combates, ganó 13 y perdió 3.

 

Carlos Monzón, solo fue monarca de los pesos medianos e hizo 14 exposiciones de su título y se retiró con palmarés de 100 pendencias, ganó 87, perdió 3, empató 9 y 1 sin decisión con 59 nocaut. Monzón, ganó todos sus 15 combates de campeonato mundial. Contendió con  cuatro ex campeones del mundo siete refriegas y todas las ganó. Se retiró poseyendo la diadema de sostenedor de los pesos medianos.

 

duran1Roberto Durán, sumó cuatro títulos en diferente categorías y son: ligero, wélter, mediano júnior y mediano. Realizó 12 defensas del cetro de los pesos ligero que son sus únicas exposiciones o defensas de título mundial debido a que los pesos wélter, mediano júnior y mediano, sólo lo conquistó no dejo historia no obtuvo defensa como los ganó los perdió. Se retiró con registro de 119 combates, ganó 103, perdió 16 y noqueó a 70. Disputó 21 peleas de campeonato mundial, ganó 15 y perdió 6.

 

Durán, en su trayecto de profesional  disputó 23 contiendas con 16 ex monarcas del mundo, sumó 11 triunfos y perdió 12.

 

Boxing_Julio_Chavez_Art_Print_box8_largeJulio César Chávez, se adjudicó tres cetros en diferentes categorías y son: ligero júnior, ligero y superligero. Hizo 9 defensas del cetro de los pesos ligeros júnior, 2 en los pesos ligero, ambos cetros los dejó vacante para incursionar en la división superligero 140 libras. En la categoría de los superligero obtuvo 18 exposiciones en dos períodos de campeón. Totalizó 29 combates de defensas de título. Realizó 37 peleas de campeonato mundial ganó 31 perdió 4 y empató 2

 

Se retiró del pugilismo con palmarés de 115 combates de los que ganó 107, perdió 6, empató 2 y noqueó a 90 oponentes. Altercó 25 inquinas o combates con 21 boxeadores que llegaron a ser campeones mundiales y sumó 19 triunfos, 4 reveses y 2 empate.

 

Arguello, Monzón y Chávez, lucen mejor que Durán en compendio global de sostenedor o monarca aún no siendo ganadores de cuatro títulos en diferentes pesos y sin haber permanecido 33 años de boxeador profesional. Durán fue exitoso en los pesos ligeros y en los demás tres cetros obtuvo rotundos fracasos.

 

Obsérvese bien arriba en las calificaciones que les acabo de ofrecer que son de su propio palmarés, ellos, los cuatro, hicieron su propia hoja de servicio de profesional.

 

Alexis Arguello, hizo 15 defensas de sus tres títulos mundiales. Carlos Monzón, 14 de su único monarcado de los pesos mediano. Roberto Durán, 12 defensas de su cuatro cetros mundiales y lo peor de todo, de campeón wélter, mediano júnior y mediano, no obtuvo ninguna no pudo sostenerse de campeón. Julio César Chávez, realizó 29 defensas de sus tres monarcados.

 

Julio César Chávez, supera a Roberto Durán, con 16 combate más ganados de campeonato mundial y 17 defensas más obtenidas de título mundial, 20 nocaut más, mejor promedio de victorias y derrotas y en disputa con ex campeones del mundo logró 19 triunfos de 25. Durán, obtuvo 11 victorias y 12 derrotas en 23 pendencias o combates con ex campeones mundiales. Todos los logros del mexicano se dieron estando 9 años menos que el panameño en los tinglados.

 

Después de aseverarse y comprobarse con exactitud y lógica que en todos los deportes el único documento de comprobación de rendimiento profesional es el palmarés del deportista, registro récord o expediente como quiera usted nombrarlo. Dígame usted siendo justo y sin cohibirse por afecto alguno a favor de los cuatro ¿quién está calificado mejor y peor para ser nombrado el mejor boxeador latinoamericano?

 

Este es un espejo de la estofa del trabajo de los cuatro boxeadores latinos más sobresalientes no lo ha inventado nadie es el resultado de su rendimiento profesional donde se refleja todo lo exhibido con cualidades y pericia a lo extenso de los años de servicio profesional y los cuatro no disputaron sus monarcados con pichones, lo hicieron con lo más exuberante de sus categorías.

 

Como lo han podido comprobar con claridad que no precisa ninguna discusión ni dudas al respecto, Julio César Chávez, supera doblemente a Roberto Durán en rendimiento profesional, quién puede decir u opinar respetándose  y sobre todo siendo honesto, que no es el mejor boxeador latinoamericano.

 

La penosa confusión está en que la gran mayoría de los aficionados y periodistas deportivos están desentendidos del significado de los cómputos, estadísticas, registros, palmarés o expedientes del deportista, que refleja con exactitud el rendimiento profesional o producción atlética de cada participante. El registro nadie se lo inventó, lo mismos deportistas construyen su propia hoja de servicio profesionales.

 

Precisamente, por este control de carácter universal, es el que se discute con bases la superioridad de un deportista a otro. No como lo desean hacerlo la gran mayoría con opiniones sin ningún fundamento, imponiendo el suyo porque ustedes lo dicen sin ninguna regla deportiva y ustedes son los que más saben sin entender que desde hace muchos años, los deportes están regidos por orden de acumulación de datos con la capacidad de ofrecerse la evaluación de cada atleta por su rendimiento profesional.

 

No se llega a un acuerdo con discusiones sin bases lógicas, con las cuales no se logra ninguna conclusión que no sean los insultos, disgustarse, pelearse y jamás llegan a una solución. Sencillamente, porque cada aficionado quiere imponer lo más destacado de su favorito y les reitero, que todo lo que ejecuta el deportista está reflejado y caracterizado en su impronta o expediente de rendimiento profesional no hay otra base para porfiarlos.

 

LOS ARGUMENTOS QUE NADA CAMBIAN EL REGISTRO DE ESTOS CUATRO DESTACADOS PÚGILES LATINOS, VIENEN DE LOS FANÁTICOS Y SE REDACTARON ASI:

 

“Roberto Durán, combatió en cinco décadas y lo hace más grande que cualquiera en el boxeo”. Una década tiene diez años y Durán se retiró a los 50 años de edad. Lo que nos avala que no es verdad ya que el panameño contendió 33 años de profesional y se debe decir que rozó peleando en cinco décadas. ¿Dónde están los otros 17 años más? En la década de los sesenta sólo combatió dos años, debutó en el boxeo pagado en 1968 y en la década de 2000 tiene solamente tres combates y el último lo realizó contra Héctor Camacho el 14 de julio de 2001.

 

Además, para ser claro en la estadía del panameño en los tinglados no nos olvidemos de los intervalos de retiros efímeros y decepcionados en la segunda y tercera pendencia contra Ray Leonard que se tomó 21 meses y después del nocaut propinado por Thomas Hearns volvió a desaparecer por 19 meses que totalizan 3 años y 4 meses.

 

Su larga estadía en los cuadriláteros que destacan periodistas y fanático como algo fantástico, para efecto de su rendimiento profesional como monarca de cuatro cetros mundiales en vez de sumarle le resta méritos para los que piensan que le hace bien.

 

Otros, lo más que mencionan es que el panameño fue el primer boxeador latino en obtener la proeza de cuatro cetros en diferentes categorías y se olvidan que el mexicano Julio César Chávez que también es latino, es el único pugilista en la historia del boxeo en haber participado en 37 combates campeoniles que es hazaña de más méritos. Atrás quedó Joe Louis con 27, Henry Armstrong con 26 y Muhammad Ali comparte 25 con Abe Atell.

 

El gran problema del fanático y algunos periodistas deportivos es que tienen ojos de lince para lo que tiene mérito de su favorito y es ciego y sordo para los merecimientos de otros y especialmente con la persona de comparación para porfiar lo imposible.

 

Otro argumento común que encontramos en las correspondencias de los lectores referentes a las comparaciones es: “Roberto Durán, se enfrentó a los gigantes del pugilismo Marvin Hagler, Ray Leonard, Thomas Hearns, Wilfredo Benítez y William Joppy”. Sin percatarse que con todos perdió. Con Leonard perdió dos de tres combates, entonces es mejor decir Leonard lo derrotó y no Durán.

 

“Durán, no tiene más defensa de título porque en su tiempo no se daban muchas”. Otra mentira, si hizo 12 defensas en los pesos ligeros 1972-1978. ¿Por qué no hizo igual o siquiera una defensas en las otras tres divisiones donde llegó a ser monarca? Sencillamente, porque no pudo sostenerse de campeón y de cualquiera forma los perdió como los ganó.

 

Algunos aficionados abatidos por la superación innegable de Chávez aseguran: “Durán hubiese noqueado a Chávez en la división de los pesos ligeros y por eso es mejor”. Es azar, el combate no se dio por la diferencia de años y sin embargo, imaginémonos que hubiera resultado así. Esa victoria no significaría que Durán es mejor boxeador que Chávez, porque entonces cualquiera asegurara que “Sugar” Ray Leonrad, Thomas Hearns, Marvin Hagler, Wilfredo Benítez, Williams Joppy y Héctor Camacho, son mejores boxeadores que Roberto Durán, debido a que lo derrotaron y Hearns y Joppy lo noquearon. ¿No es así?

 

Una vez más les aseguro y les informo, que por derrotar un boxeador a otro, no quiere decir necesariamente que resultó ser mejor. Esa decisión se puede definir al final del trayecto profesional de ambos como es el caso patético de Roberto Durán, con Benítez, Camacho, Joppy, Hearns, Hagler y Leonard.

 

Aclaro, para que no se cometa más el error, de haber derrotado Durán a Chávez, en la soñada pelea que no pudo darse hoy, esa victoria no ayudaría en nada al panameño para ser mejor boxeador que el mexicano porque la ventaja en todos los aspectos de comparación a favor de Chávez es enorme. Una derrota más para Chávez y un triunfo más para Durán, sencillamente no cambia el resultado amplio y determinado por sus producciones atléticas a favor de Julio César Chávez.

 

Y, a la vez, es otra comprobación que el cómputo o registro final es el que determina la superioridad de un pugilista a otro. Por esa razón, nadie ha dicho que Leonard, Hagler, Hearns, Benítez y Joppy son mejores boxeadores que el panameño porque aún teniendo algunos mejores registros, quedan cortos en comparación con registros extensos de púgiles que son o fueron monarcas y tienen 100 combate o más como Durán.

 

Otra razón convincente es, la complicidad de estilos y sus efectos de boxeador a boxeador. Beníez, derrotó a Durán, Leonard, noqueó a Benítez, Durán en su primera pelea de tres con Leonrad lo venció. Hagler se impuso a Durán y Leonard superó a Hagler. Aquí, les describo más claro y con exactitud el por qué al derrotar un boxeador a otro no quiere decir que definitivamente que ese triunfo lo hace superior al perdedor.

 

Algunos seguidores de Durán, casi colgados por la verdad que les duele aceptarla, y con el aliento vivo, contrarrestan con salida de que Durán es mejor boxeador porque ganó cuatro coronas en diferentes pesos y Chávez tres. Los múltiples títulos obtenidos no determinan la superioridad de un púgil a otro y de ser así, Thomas Hearns y Floyd Mayweather tienen cinco, Oscar de la Hoya tiene seis y Manny Pacquaio tiene siete ¿son mejores que Roberto Durán?

 

Muchas de las notas recibidas nos informan:”En la división de los pesos ligeros Durán tuvo mejores retadores que Chávez en toda su carrera”. De los 12 retadores de Durán de peso ligero sólo dos llegaron a ser campeones mundiales y son: Esteban de Jesús y el japonés Ishimatsu Suzuki. Los demás fueron retadores habituales.

 

Chávez en todo su trayecto de profesional se batió en 25 combates con 21 ex monarcas del mundo y ganó 19, perdió 4 y empató 2. Defendiendo el título de 140 libras se enfrentó a 12 ex campeones del mundo y son: Roger Mayweather, Meldrick Taylor, Lonnie Smith, Héctor Camacho, Grez Haugen, Terrance Ali, Frankie Randall, Tony López, Giovanni Parisi, Oscar de la Hoya, Joe Gamache y Miguel Ángel González. Con Taylor y Randall, celebró dos combates.

 

Muchos amantes del pugilismo convencidos de la gran verdad que impactó al mundo del boxeo, los seguidores del panameño lanzaron su último gancho diciendo:”Julio César Chávez, logró victorias y nocaut como su hijo, peleando con bultos”. Y les pregunto a los osados: ¿Qué boxeador desde “Sugar” Ray Robinson, Muhammad Ali, Roberto Durán y Julio César Chávez, no disputaron con pichones?

 

Es gaje del oficio en escala ascendente afianzarse con pichones o bultos y por esa razón es que afirmo que el mejor período para examinar la grandeza del boxeador es siendo monarca porque tiene que combatir con los mejores y es precisamente donde Chávez triunfó y Durán fracasó.

 

Roberto Durán, de monarca de los pesos ligeros fue excelente y de wélter, mediano júnior y mediano fue pésimo, no pudo ganar un combate después de conquistarlo y sus seguidores desean que lo reconozcan de mejor boxeador latino con sólo 15 combates ganados y 6 perdidos de 21 que realizó de campeonato mundial, con escasas 12 defensas de título de cuatro monarcados obtenidos en diferente pesos. ¡Se dan cuenta que la distinción le queda grande¡

 

¿Cómo calificaría usted a un boxeador ganador de tres títulos sin poder realizar una sola defensa por que lo pierde en la primera exposición?

 

Caballeros, hay que tener conciencia, responsabilidad y respetarse hasta para opinar, debido a que si considera usted., que con estos limitados y pobres logros de Roberto Durán, en  rendimiento profesional de monarca con 33 años en los cuadriláteros y cuatro títulos en deferentes categorías comparado con los otros tres latinos: Alexis Arguello, Carlos Monzón y Julio César Chávez, debe ser el mejor boxeador latinoamericano, se le está ofendiendo en vez de honrarlo.

 

Lean bien, para que no haya confusiones, no estoy diciendo que Durán, no tenga palmarés aceptable de su recorrido profesional por que de 119 combates ganó 103, perdió 16 y noqueó a 70. Lo que hace ridículo y pobre profesionalmente al panameño es haber logrado únicamente 12 defensas de título mundial habiendo ganado cuatro cetros en distintas categorías. ¡Es inaudito¡

 

Es caso insólito en el pugilismo y la prueba está en que Carlos Monzón con un solo título de los medianos tiene 14 defensas, Alexis Arguello 15 de sus tres monarcados y Julio César Chávez 29 también de tres títulos.

 

El caso de Roberto Durán, es semejante al de Wilfredo Gómez, ganador de tres corona en distintos pesos 17 defensas del cetro de los súper gallos todas por nocaut y en los pesos pluma y superpluma no obtuvo defensas los perdió igual que Durán.

 

Este no es un concurso de simpatía, es de producción profesional, que es la base para la clasificación y selección de boxeadores en excelentes, buenos, regulares y malos, que es igual al béisbol, fútbol, tenis como todos los demás deportes. Igualmente se aplica, para poder paragonar o comparar en cualquier deporte.

 

Cómo y quién, puede anteponer a Durán a otro latino de nombre Julio César Chávez, que lo supera no en un aspecto en todos los de calificación de comparación profesional. Tiene 16 combates más ganados de campeonato mundial y 17 defensas de título más que el panameño, 20 nocaut más con todo y las manos de piedra de Durán, mejor promedio de combates ganados y perdidos y dueño de más plus marcas en el boxeo que cualquiera en la historia del pugilismo. ¡No hay caso amigo, son millas de ventajas a favor del mexicano¡

 

Chávez, señores, supera doblemente el rendimiento profesional del panameño. ¿Cuándo ha escuchado o se ha percatado usted que deportista que doble en rendimiento profesional a otro sea superado en determinación deportiva?

 

Este juicio no precisa de opiniones, simplemente el honor es de Julio César Chávez, no lo digo yo, su mejor desempeño se lo otorga sin pretexto que valga y es justicia de cómo se determina en todos los deportes a nivel universal.

 

¿Qué argumento tiene usted, para borrar la débil producción atlética de Roberto Durán en defensas de monarcados? Ninguno, solamente ofrecerle la máxima simpatía que sí, es un don muy personal del panameño y está comprobado que con semejante pésimo rendimiento profesional en este renglón como monarca, es el boxeador latino más famoso del mundo lo que sí nadie puede negar.

 

La gran mayoría que me escriben destacan que Roberto Durán es el mejor peso ligero de la historia del boxeo. Lo que acepto y no se discute y se olvidan que Julio César Chávez es el mejor monarca de la historia del pugilismo de la división superligero donde celebró 18 defensas de su cetro y se enfrentó a doce ex campeones mundiales para constituir plus marca universal.

 

Otro serio problema que interfirió en la pobre producción atlética del panameño Roberto Durán en defensas de títulos fueron los retiros efímeros que se dio desmoralizado como usted lo analice. Al perder contra Leonard la segunda y tercera refriega y también al perder por nocaut contra Hearns. Inclusive perdiendo con  Hagler, aún ofreciendo espectáculo de honor que en su totalidad sumaron 4 años y 2 meses de inactividad en sus 33 años de boxeador activo.

 

El récord, palmarés o registro, representa la labor del pugilista a lo extenso de su actividad. Nadie se lo hace, el mismo lo edifica  y es su carta de identificación profesional por la cual se le juzga a eternidad.

 

Ningún experto, analista o docto del pugilismo puede rebatir con verdad exponiendo pruebas y convencimientos de hechos que, el mexicano Julio César Chávez es el mejor boxeador latinoamericano. ¡Verdad que está más que comprobada por su propio rendimiento profesional¡

 

Lo triste y negativo de los que se resisten a esta verdad de la superación profesional de Chávez  a Durán es, que de ser contrario la gran ventaja en rendimiento profesional nadie porfiara el tema y está claro, que con la pobre producción atlética del panameño en defensa de título, más se le ofende que honrarlo, mencionándolo el mejor boxeador latinoamericano cuando el mexicano lo supera doblemente en todos los requerimientos de comparación pugilística.

 

Algunos periodistas han tratado con fraseologías y han quedado como charros sin voz y los guitarrones desafinados, mintiendo públicamente sin poder comprobar sus débiles alegatos que jamás pondrán sustentar como lo he hecho en cada exposición. Sencillamente, porque se puede contrarrestar con el rendimiento profesional de Chávez a Durán, pero jamás viceversa y no hay otro método y el que se invente siempre tendrá como patrón la producción atlética por ser esencial e imprescindible para medir y ser archivo de carácter de eternidad.

 

Como examen de conciencia pregúntese y contéstese: ¿En qué renglón de comparación de rendimiento profesional supera Roberto Durán a Julio César Chávez?

 

Con estas respuestas a las interrogantes de un sin número de correspondencia, se vuelve a certificar que el panameño está muy distante de poder representar al mundo pugilístico de mejor boxeador Latinoamericano, porque sería la estafa más notable del deporte del boxeo.

 

Miles de fanáticos embriagados con la fama del panameño, dicen que Roberto Durán es el mejor boxeador latino por costumbre de repetición de la frase de uno a otro, sin conocer ni investigar la verdadera labor y rendimiento de profesional del panameño.

 

Sé que se desilusionarán y se sentirán defraudados al reconocer que hay boxeadores latinos que están mejor calificados que la producción atlética de Roberto Durán: 119 combates, ganó 103, perdió 16 y noqueó a 70. Obtuvo cuatro títulos mundiales en diferentes categorías y sólo tiene 12 defensas, todas en los pesos ligeros. Los reinados de los pesos wélter, mediano júnior y mediano no tiene historia. Como los ganó por una u otra razón los perdió y no logró ninguna defensa de esos títulos que es, como si nunca los hubiese conquistado.

 

¿Qué créditos le ofrece usted a boxeadores que ganan títulos de boxeo a nivel mundial hoy y mañana lo pierden sin dejar señales de que lo gobernó por que no obtuvo defensas no se pudo sostener de monarca?

 

Los múltiples cetros no es lo que hace grande al boxeador, la gran mayoría de los poseedores no han tenido dominio de esos monarcados. Muchos pasan de uno a otro título con una defensa de título o sin ninguna y como ejemplo les menciono a Roberto Durán, el venezolano Leo Gámez, “Sugar” Ray Leonard, Wilfredo Gómez, Thomas Hearns, de su cinco coronas no tiene defensas en los pesos mediano, supermediano y semipesado. Manny Pacquiao, Oscar de la Hoya y muchos otros más están en las mismas condiciones.

 

Vale más ser monarca de una solo categoría como en el caso de Bernard Hopkins 20 defensas en los pesos medianos, Eusebio Pedroza 20 exposiciones de peso pluma, Joe Calzaghe 22 defensas de la división súper mediano y fin, boxeadores que cobran más jerarquía profesional que los ganadores de múltiples cetros y sin dominio de ninguno.

 

Sin incurrir en aberraciones o equivocaciones, ¿está apto en rendimiento profesional Roberto Durán para representarnos de mejor boxeador latino?

 

SOLAMENTE CON ESTE DETALLE COMO EJEMPLO, NOS PERCATAMOS DEL PÉSIMO TRABAJO QUE NOS OFRECEN DIZQUE EXPERTOS CON LISTADOS CLASIFICANDO A LOS MEJORES BOXEADORES DEL MUNDO

 

Esta explicación y comprobación es prueba fehaciente de que los listados dizque de expertos de la cadena ESPN, que dan a conocer “Los Mejores 50 Púgiles de la Historia del Boxeo”, otros adivinadores, “Los Cien Mejores”. Jamás, han hecho estudio de convencimiento público, más bien señalamientos de boxeadores por su  fama, títulos ganados y a dedo. Y, para nada investigación que compruebe los lugares de sorteos y no de meticulosa comparación que les otorgan a púgiles que deben estar en los primeros puestos lo colocan al final.

 

Esos listados de los mejores boxeadores que ofrecen de falsos estudios y comparaciones, en los fanáticos sensatos no pasan a más de ser adivinanzas incluyendo sí a muchos que merecen estar en el conglomerado pero, sin bases sólidas y comprobaciones para presentarlos públicamente y que se le acepte.

 

Se les agradece a los que me escribieron, que de no satisfacerse con las respuestas y comentarios que les hago a sus correspondencias, puede buscar en esta misma página de Internet los trabajos de este servidor y seleccione el que se intitula: ¿Quién fue mejor boxeador: Carlos Monzón, Roberto Durán o Julio César Chávez? Seguro estoy de cumplir su complacencia.

 

Además, busque en Internet, los registros profesionales completos de Julio César Chávez y Roberto Durán, para su comprobación y para que se acabe de una vez el zipizape.

 

Al margen- Esta nota se ha publicado en varias ocasiones por demanda popular y además para contestar mi correo electrónico repleto de miles de interrogantes que sus respuestas se obtienen en este artículo, para poder ser correspondiente a pluralidad.

 

¡Incorporemos al Boxeo¡

 

Compartir.

29 comentarios

  1. SEGUNDA PARTE. el

    los argentos

    davy jones
    maxxxi
    seba
    octopus
    sony
    segunda parte etc etc

    somos unos perepete, no comemos y solo venimos a esta pagina a ke nos maten el ambre, argentino realista 100%

  2. Algún Frágil va a llorar por sus ocho títulos en ocho divisiones, el mejor de todos los tiempos, pobre forista de ocasión, esta nota le llevara al suicidio

  3. Que nota pa larga pensé nunca terminaría, bueno los números no mienten, el Mexicano es el mejor boxeador latinoamericano

  4. Si para convencer a los lectores se necesita una nota tan larga, déjeme decirle que no convence. Los números dirán lo que sea ejemplo: Los títulos de Paquiao, la grandeza de un hombre se mide por el impacto que hace en la mente de quien lo escucha con solo mencionar su nombre y si tu crees que con esa nota tan extensa vas a eliminar lo que ya esta hecho, estas lactando.
    Los demás claro que tienen su merito pero en el mundo del boxeo suena con mucho más respeto al que mas temían.
    Roberto (mano de piedra) Duran, golpeó tan duro que pasarán muchas generaciones para que se le quite el dolor de cabeza a sus contrarios.

  5. No lei toda la nota jaja pero es una nota para ensalsar a Julio Cesar Chavez, muy buen pugil, pero esta a años luz de Muhammad Ali, el más grande.
    De los latinoamericanos creo q es el mejor, le siguen Mano de Piedra Duran y Monzon. Diganme si me olvida de alguno para el maximo podio.

    PD: Mejor q Pacquiao yo creo q Duran fue, sin dudas, pero mejor q Mayweather Jr. ?? mmmm no se, Floyd tiene una tecnica exquisita y una defensa muy bien constituida, pero la diferencia radica en q Duran fue un muy buen boxeador y Mayweather es alguien q boxea muy bien

  6. FEROZ….

    La nota habla de mejores púgiles latinoamericanos…
    ¿necesitas un mapa para ubicarte?….

    Asi no puedo discutir contigo, te falta escuela…

  7. El Compa:

    Comparto contigo Mano de Piedra el mas grande de esta parte del mundo, sin duda….

    se movió en mucha categorías, enfrentando “muchos, pero muchos monstruos”, el mas grande MANO DE PIEDRA DURAN!!!.

    Los demás, de lo mejor también…

    Buena la nota, extensa, pero buena, pues el tema lo vale!!

  8. Mascota:

    La alusión no era para ti, he de reconocer, que lejos del fanatismo que te caracteriza hacia cierto boxeador, no eres un forista de ocasión. Has demostrado estar informado. Solo diferimos en la apreciación de ver el boxeo.

  9. Feroz:

    Ok, se agradece, reconozco que al ser fan de pacquiao puedo no ser del todo objetivo, mal que mal, la objetividad no existe!!

    Un saludo, en esa línea no me cabe duda que no solo encontraremos diferencias de apreciación, sinmo también puntos en común.

    Nos vemos viejo…

  10. MAQUEDA DE NEZA el

    CARAMBA, LA NOTA ESTA TAN EXTENSA, QUE BIEN SE PODRIA HACER UN SUPLEMENTO DOMINICAL EN CUALQUIER DIARIO DEPORTIVO, CON ESTA NOTA.

    EL PROBLEMA DEL BOXEO ES LA APRECIACION, ES DIFÍCIL DECIR QUE UN BOXEADOR ES BUENO, ÚNICAMENTE POR LA ESTADISTICA, REALMENTE, TIENE QUE HABER TAMBIEN UN COMPARATIVO EN SU TECNICA, EN SU TACTICA DE COMBATES, Y HASTA EN SU DISIPLINA.

    ES COMO DECIR QUE PACMAN ES EL MEJOR DE LA HISTORIA POR SUS “8” CAMPEONATOS, CUANDO ALGUNOS DE ELLOS NI SIQUIERA SON DE ORGANISMOS TOTALMENTE RECONOCIDOS A NIVEL MUNDIAL.

  11. chileno roberto duran empeso su carrera profecional en los años 60 y termino en el año 2001 .Por lo que es el boxeador que peleo 5 decadas esto tambie lo hace grande.

  12. El objetivo del artículo, más que ensalzar a tal o cual, es establecer un determinado método de evaluación de boxeadores, un método positivo, que pueda ser comprensible y practicable por una comunidad que se dedique a esos menesteres. Y en honor a la verdad, una cronología de los combates, un palmarés, es lo único mensurable y susceptible de ponerse a debate, porque si tenemos que hablar de carisma, nacionalidad, ideología o gustos en comida, ni hay manera de medir ni de llegar a consenso, porque cada contertulio entiende los términos de un debate así como mejor le parecen o le vienen para sus intereses, sean los que sean.

    El problema de esto, es que la Historia del boxeo también es relevante para la evaluación. Es decir, la interpretación de los números del palmarés también tiene pertinencia en la evaluación. Decir que los números no mienten es como no decir nada, porque tampoco dicen la verdad. Los números representan un cálculo correcto o incorrecto, no verdadero o falso. Legítimamente puedo decir que Mayweather es un gran boxeador por su invicto y algunos de sus combates, pero también puedo restarle méritos por algunas argucias de “catchweight” e incluso pensar seriamente si con su actitud infantil frente a los medios y en la conducción de sus promotajes no se estará cargando seriamente el espectáculo que llamamos boxeo. ¿Acabo de ser extradeportivo en mis afirmaciones sobre el Money? Yo diría que no: promoción, pesajes y medios de comunicación intervienen en el boxeo-natural y mucho en el boxeo-espectáculo. Es más, en su palmarés se advierte algún caso de catchweight, y yo entiendo esto como una mácula (sin necesidad de imaginar que hubiera pasado si x hubiera subido con el mismo peso de y, etc). Luego el “blindado a críticas y malinterpretaciones”, amado récord deportivo, esconde algunas deficiencias que hay que subsanar recurriendo a la historia del deporte, biografías o testimonios de actores que nos ayuden a establecer qué peso tiene un récord sobre otro.

    Yo también soy filósofo, señor Chon Romero, del área de la lógica y la ciencia, y a mí también me quita el sueño un paradigma epistemológico adecuado a esto que usted dice y al cálculo y apreciación de asaltos en un combate X. Empirismo, positivismo y verificación son los pilares, pero conviene definir -para el caso del récord deportivo- principios y límites del fenómeno deportivo, porque sigo pensando en variables consideradas externas que no deberían serlo: fallas arbitrales, pagos por posiciones bien rankeadas, etc. ¿Dónde recoge esas variables boxrec, por ej.?

    Un saludo.

  13. El"Terrible"Morales el

    En mi apresiacion personal. El gran Julio Cesar Chavez es el mejor boxedoboxedor latiomericano seguido de Duran. el tersero podria ser Arguello. pero ese tal Monzon ni siquiera lo habia oido mentar!!!!.

  14. NO falto el homosexual que moja los calzones poniendose mi nickname buaaajajajajajajajajaja

  15. A un verdadero grande, lo hacen grande los grandes rivales con los que a peleado.
    Roberto Duran, el mas grande de latinoamérica.

  16. marcial garfias lerma. el

    para mi julio cesar es y sera el mejor boxeador de todos los tiempo. solo lo pudo noquear el tiempo. tenia todo, un boxeador muy completo. y roberto duran tambien fue de lo mejor, la diferencia para mi fue que duran perdio los combates mas importantes de su carrera. mientras que a julio no habia quien le hiciera sombra. muchos dicen que duran pegaba mas fuerte, pero la verdad lo dudo. quiero felicitar al sr. chon por su gran conocimiento.

Dejar una Respuesta