Chávez Jr. noquea a Lee en 7 vueltas

197

Por Andrés Pascual

Julito logró una gran victoria en un peleón

Andy Lee le complicó los primeros cuatro rounds a Julio C Chávez jr por su mayor estatura y alcance; con el jab, que manejó como un látigo, creó la efímera defensa que le impidió al junior hacer su pelea infight, mientras, conectaba buenos golpes a la cara y a la cabeza del ganador.

Pero, si algo tiene el hijo de Ídolo de Michoacán es valor, resistencia y perseverancia en la búsqueda el objetivo.

Lo peor de Julio C es que se embrutece y olvida  lo que le dijeron en la esquina, si es que Roach es capaz de decir algo como trainer inflado, con la suficiente credibilidad y con la dosis de imposición de respeto que eso lleva. Yo no lo creo. Por lo que me parece que Julito boxea más por instinto que por conducción de la esquina.

Al campeón le cuestionaban los comentaristas en español que no usaba el jab, sin embargo, lo que no le puede quitar de arriba a un zurdo un peleador derecho es, precisamente, la derecha recta; porque el zurdo puede  bloquear con facilidad el jab con solo estirar la derecha.

Un zurdo tiene que ser llevado a la soga para anularlo y eso trató el ganador y lo logró mejor que todo.

Algo no tuvo en cuenta Stewartd: que Chávez jr aguanta como cualquier mexicano de resistencia y que se empecina sin marcha marcha atrás, eso no puede negarlo nadie.

Cuando terminó el sexto asalto ya el azteca estaba en control del camino, mejor físicamente y golpeando más fuerte, en el 7mo se produjo el nocao técnico, que, para unos pudo haber sido apresurado y, para otros, a tiempo.

Para mí fue una gran pelea con un nocao soberbio y sensacional y con esto no digo que el campeón mediano, por un gran combate, se venda a millones el adarme, no, solo digo que fue una gran pelea y, repito, cada vez sube mejor, aunque sacrificando la defensa por el intercambio, porque confía en lo que asimila.

Cada vez se aleja más la posibilidad de que Maravilla Martínez pueda ganarle a Julio C Chávez jr, si no, al tiempo.

Más sucio de lo que peleó Lee, solo Hopkins en sus tiempos, ni Bradley, lo que es mucho decir: cabezazos, golpes bajos…

Ahora mismo no hay nadie que asuste a Julio César en la división mediana, por lo menos yo no lo veo y hablo de alguien con la suficiente fuerza y clase como para ganarle a uno que, si bien no es una maravilla ni nada parecido, hace su trabajo y, poco a poco, va asimilando lo mucho que un monarca de esa división debe entregarle al público.

 

Compartir.

197 comentarios

    Dejar una Respuesta