Regresó “Zorrita” a su concentración

5

El tres veces campeón del mundo Humberto “Zorrita” Soto ya está de regreso en su concentración en Cuautitlán Izcalli, tras viajar de emergencia este martes a su natal Los Mochis, Sinaloa, en donde el pasado lunes 21 de mayo, pereció lamentablemente su señora abuela Olga Escobar, a la edad de 77 años.

Humberto Soto, quien se prepara para enfrentar el próximo 23 de junio en el Staples Center de Los Angeles, California, al pampero Lucas Martín Matthysse, viajó a la ciudad cañera en compañía de su apoderado y amigo Antonio Lozada, quien lamentó profundamente la sensible pérdida.

“Todos los que integramos la empresa Baja Boxing, lamentamos profundamente el fallecimiento de la señora Olga Escobar; estamos muy conmovidos y brindándole el apoyo que necesita a Humberto, en estos momentos tan difíciles. Esperamos su pronta resignación. Nuestro más sentido pésame para la familia de Soto”, expresó Lozada.

“Ya estamos de regreso en Cuautitlán en la concentración. Las condiciones anímicas obviamente no son las mejores, pero vamos a tratar de que Humberto se sienta reconfortado con el respaldo de sus amigos y sacar adelante el trabajo que tenemos encima”, añadió el Presidente de Baja Boxing.

Amigos, familia y todos los que integramos Baja Boxing, sentimos profundamente el momento por  el que atraviesa Humberto Soto, a quien le deseamos una recuperación emocional inmediata. Descanse en paz la señora Olga Escobar.

BAJA BOXING

Compartir.

5 comentarios

  1. ATILA EL DESTRUCTOR. el

    NO SE DESANIME HUMBERTO SOTO, USTED ES LA MERA PAIPA DEL BOXEO Y LE PATEARA LA DONA AL AFRENTOSO Y MATA BULTOS DEL MATISE, COMPATRIOTA DEL MARIQUITA MARTINEZ.

  2. ATILA EL DESTRUCTOR. el

    AH Y SOY ARGENTINO, PERO HAY QUE RECONOCER QUE SOTO ES MEJOR QUE MATISE
    JUAJUAJUA

  3. En lo personal, le deseo una pronta resignacion y que esto que hoy sufre lo motive para lograr salir avante en este combate ante Mathysse.

    Puro pa delante Humberto, La Legion Sinaloense esta contigo en las buenas y en las malas.

Dejar una Respuesta